Aparato Circulatorio ESP

10 Maneras de eliminar las várices

Las venas varicosas son una enfermedad molesta y dolorosa que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aparecen cuando las válvulas de las venas dejan de funcionar correctamente. Así, la sangre puede fluir de manera invertida por las venas, ampliándolas y causando presión e inflamación.

Las venas varicosas pueden afectar cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más comunes de aparición son las piernas. Esto se debe al aumento de la presión en las piernas mientras usted está de pie por largos períodos de tiempo. Las venas varicosas pueden ser causadas por una variedad de factores. Son más comunes en las mujeres que en los hombres y pueden transmitirse genéticamente. Como la causa principal de las varices es la presión en su cuerpo, ciertas circunstancias pueden exacerbar o causar la enfermedad. La obesidad, el embarazo y el envejecimiento pueden volverlo más propenso a la aparición de várices.

Los síntomas de las várices incluyen dolor, hinchazón, decoloración de la piel, abultamiento de las venas y un aspecto azulado de las venas que se ve debajo de la piel. El tratamiento de las venas varicosas oscila entre manejar los síntomas hasta el retiro completo de las venas disfuncionales. La mayoría de las venas afectadas son superficiales que solo se encargan del 10% de la irrigación sanguínea de las piernas. La mayoría de la irrigación sanguínea se hace a través de las venas profundas. Debido a que las venas varicosas son superficiales, hay pocos efectos secundarios a largo plazo luego de extirpación quirúrgica de las venas afectadas.

Aquí le presentamos 10 maneras de tratar las venas varicosas, desde elevar las piernas hasta someterse al bisturí.

1. Eleve las Piernas

Para el tratamiento del dolor de las venas varicosas, la elevación de las piernas es una gran actividad. Las venas varicosas son causadas por la circulación inadecuada y poner su cuerpo de manera horizontal puede ayudar. Si se encuentra en las primeras etapas de aparición de las venas varicosas, trate de elevar sus piernas después de largas caminatas y períodos en que estuvo de pie. Incluso actividades como ir de compras pueden causar tensión indebida en sus venas.

2. Medias de Compresión

Las medias de compresión son un gran tratamiento diario para las personas con venas varicosas. Actúan ejerciendo presión sobre el tobillo y soltándose lentamente a medida en que van subiendo por la pierna. Algunos estudios han descubierto que el uso regular de estas medias puede ayudar a corregir la circulación sanguínea en las piernas, disminuyendo el dolor, la hinchazón y la progresión de la enfermedad. Las medias de compresión ahora vienen en modelos geniales, en distintos colores y en una amplia gama de estilos que se adaptan a cada persona.

3. Medicamentos Antiinflamatorios

Cuando se sufre de dolor por venas varicosas, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides son una opción excelente de tratamiento. Actúan como analgésicos y cumplen la doble función de diluir la sangre. Esto puede ayudar a que la sangre viaje por las venas afectadas de manera más fácil. Existe un riesgo con este tratamiento ya que pueden ocurrir hemorragias internas. Utilice el medicamento junto con las medias de compresión. Siempre consulte a su médico antes de comenzar a utilizar un nuevo medicamento.

4. Dieta y Ejercicio

Parece que la dieta y el ejercicio son la respuesta a muchos problemas de salud. Esto es particularmente cierto para las venas varicosas. La obesidad es un factor importante en el desarrollo y en la severidad de las várices. Combata este problema perdiendo el exceso de peso, adoptando una dieta saludable e incorporando ejercicio suave en su rutina diaria. Esto hará cambios asombrosos en su presión arterial, como disminuir la carga en sus venas dañadas.

5. Remoción o Extirpación

En cuanto a las opciones quirúrgicas, la más popular de todas es la remoción. En este procedimiento, las venas más problemáticas se extirpan del cuerpo quirúrgicamente. Esto se hace para minimizar el desarrollo de cicatrices. Es una de las opciones más antiguas utilizadas para tratar las venas varicosas. Gracias a tal antigüedad, se conocen las estadísticas de sus tasas de complicación. El 50-60% de las personas que recibió este tratamiento experimentó la aparición recurrente de la enfermedad en otras venas.

6. Flebectomía Ambulatoria

Esta elección de tratamiento es una gran opción para personas con problemas de vena varicosa leves. Como en la remoción, las venas problemáticas son extirpadas quirúrgicamente. Se realizan incisiones pequeñas directamente sobre las venas varicosas y estas son removidas una por una. Este procedimiento es diferente ya que en remoción se elimina la vena en toda su extensión. Esta opción de tratamiento es aconsejable solo para las venas varicosas superficiales; para los casos graves se necesitará un tratamiento más profundo.

7. Ligadura de Vena

La ligadura de la vena es otra opción quirúrgica, pero esta vez las venas no se retiran del cuerpo. En cambio, se las ata con una sutura. La sangre se drena de la vena para aliviar la inflamación y mejorar su apariencia. Este proceso puede hacerse por sí mismo, pero comúnmente está asociado con las técnicas de extirpación (remoción). También puede ser utilizado con inyecciones de solución esclerosante.

8. Criocirugía

La criocirugía es un procedimiento relativamente nuevo para las venas varicosas. Es una alternativa a la extracción. En la criocirugía de venas varicosas, una sonda se introduce en la vena afectada. Entonces, un cirujano inyecta dióxido de carbono congelado o dióxido de nitrógeno para congelar las venas. Luego, las venas dañadas se eliminan por el mismo sitio de la inyección. Esto minimiza las incisiones necesarias para completar la operación. Los riesgos son menores que en la extirpación, pero pueden incluir daños por frío a los tejidos circundantes.

9. Escleroterapia

La escleroterapia ha sido utilizada por más de 150 años en el tratamiento de venas varicosas. Consiste en la inyección de un medicamento en la vena para dañarla. Históricamente, el perclorato de hierro, el yodo, el salicilato de sodio y otros eran usados, pero causaron efectos secundarios no deseados. Ahora, se utilizan comúnmente el polidocanol y el tetradecil sulfato de sodio. La escleroterapia tiene uno de los mejores índices de recurrencia ya que se dirige a las venas alimentadoras y no solo a las superficiales.

10. Terapia con Láser

La terapia con láser para las venas varicosas es una opción accesible para tratar los problemas de las venas superficiales. Este método no obstruye las venas alimentadoras, lo cual brinda una alta tasa de recurrencia similar a la de la remoción y de la ligadura. La terapia con láser, llamada ablación térmica endovenosa, es un procedimiento ambulatorio que no requiere anestesia general. Es uno de los tratamientos nuevos más populares no quirúrgicos para combatir las várices.

Share This Article

X