Ventajas y desventajas de la inmunoterapia

El cáncer es una de esas palabras que no nos gusta usar o escuchar porque tiene mucho peso. Da miedo. Para la mayoría de nosotros, ha afectado nuestras vidas de una forma u otra, ya sea personalmente, a través de un familiar, un amigo o simplemente un conocido. Todos entendemos la gravedad de esta condición. Si bien todavía no existe una cura para el cáncer, hay muchos tratamientos disponibles y, para algunos tipos de cáncer, si se detectan temprano, la tasa de supervivencia es alta. Uno de los tratamientos disponibles, pero menos conocido, es la inmunoterapia. Esta forma de tratamiento utiliza el propio sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer e incluso se puede utilizar junto con otros tratamientos para que sea más eficaz.

Aunque la inmunoterapia se usa para tratar el cáncer y es elogiada por sus efectos, también existen algunos riesgos muy reales y graves. La única forma de determinar si la inmunoterapia es adecuada para usted es consultar con un médico. Si es algo que ha estado considerando o si desea obtener más información, ¡este es el lugar perfecto para comenzar! Tomemos un momento para ver los beneficios y riesgos de la inmunoterapia…

¿Qué es la inmunoterapia?

Antes de comenzar a discutir si la inmunoterapia es buena o mala y los pros y los contras de este tratamiento en particular, primero debemos hablar sobre qué es. Nuestro sistema inmunológico está diseñado para combatir enfermedades e infecciones para mantener nuestro cuerpo saludable. Se compone de glóbulos blancos, así como de órganos y tejidos del sistema linfático, como la médula ósea, dice WebMD.

La inmunoterapia es un tratamiento que está diseñado para alentar a nuestro propio cuerpo a combatir y deshacerse del cáncer. Ayuda al sistema inmunológico a trabajar más y facilita la lucha contra las células cancerosas y su destrucción. Hay muchos medicamentos de inmunoterapia que están aprobados y se utilizan como un tratamiento viable contra el cáncer, pero hay muchos otros que todavía están en la fase de investigaciones clínicas, probándose si son o no seguros y efectivos. La Cleveland Clinic señala que se usó por primera vez para tratar el cáncer de riñón y el melanoma, pero ahora también se usa como tratamiento para varios tipos de cáncer.

Entonces, antes de comenzar la inmunoterapia, repasemos los riesgos y beneficios porque hay muchos para cada uno.

Beneficios

Puede ser la única opción

En algunos casos, la inmunoterapia es la única opción. Todos pensamos en la quimioterapia y la radiación como los únicos tratamientos para el cáncer, pero en muchos casos no funcionan y en otros no son una opción, ya sea solos o combinados. WebMD señala que ciertos tipos de cáncer no responden bien a la quimioterapia y la radiación, siendo el cáncer de piel uno de ellos. En este caso, la inmunoterapia es la mejor y única opción.

Puede ayudar a otros tratamientos contra el cáncer

Según WebMD, la inmunoterapia es un buen aliado en la lucha contra el cáncer, ya que puede ayudar a que otros tratamientos contra el cáncer funcionen mejor. “Otras terapias disponibles, como la quimioterapia, pueden funcionar mejor si también recibe inmunoterapia”, afirma la fuente.

Tiene menos efectos secundarios que otros tratamientos

Al igual que muchos medicamentos o tratamientos, como la quimioterapia, hay muchos efectos secundarios que la acompañan. En estos casos, la decisión de tomar o no el tratamiento es simplemente una cuestión de sopesar los beneficios frente a los riesgos. Cuando se trata de efectos secundarios, la inmunoterapia gana. Dado que el tratamiento solo se dirige al sistema inmunológico y no al resto del cuerpo, causa menos efectos secundarios que otros tratamientos, dice WebMD.

Es menos probable que el cáncer regrese

El último y, posiblemente, el mayor beneficio de la inmunoterapia es que tiene una mayor tasa de éxito en cuanto a si el cáncer regresará o no. “Cuando recibe inmunoterapia, su sistema inmunológico aprende a perseguir a las células cancerosas si alguna vez regresan. Esto se llama inmunoterapia y podría ayudarlo a mantenerse libre de cáncer por más tiempo”, escribe WebMD.

Riesgos

Puede haber efectos secundarios negativos

Al igual que muchas formas de tratamiento, la inmunoterapia puede causar algunos efectos secundarios desagradables. Depende de usted si los beneficios superan o no los riesgos. Según WebMD, algunos tipos de inmunoterapia darán una sacudida al sistema inmunológico para mejorarlo, pero al mismo tiempo causarán síntomas similares a los de la gripe, como fiebre, escalofríos y fatiga. Otros casos han reportado síntomas como hinchazón, aumento de peso por exceso de líquidos, palpitaciones del corazón, congestión de la cabeza y diarrea, dice WebMD. Los efectos secundarios experimentados por cada paciente variarán.

Otros efectos secundarios reportados por el Regional Cancer Care Associates son sarpullido y ampollas, dolores de cabeza, dificultad para respirar, dificultad para dormir y debilidad.

Efectos secundarios graves

Pensando en la información anterior sobre los efectos secundarios, también hay algunos efectos secundarios aún más graves que podrían poner en peligro la vida. El Regional Cancer Care Associates señala que la inmunoterapia contiene anticuerpos monoclonales, que “se sabe que causan presión arterial alta, sangrado, coágulos sanguíneos, daño renal, sarpullidos graves y otros riesgos graves”.

La fuente también señala que la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico (CAR) puede causar el síndrome de liberación de citocinas (CRS), que puede provocar fiebre alta y presión arterial baja. “Los efectos secundarios adicionales pueden incluir convulsiones, confusión, infecciones graves, recuentos bajos de glóbulos en la sangre,  y dolores de cabeza intensos”, según la fuente.

Podría tener una mala reacción

Al igual que los efectos secundarios negativos, siempre existe la posibilidad de que, cuando usted introduce una sustancia extraña en su cuerpo, termina teniendo una mala reacción. Cuando se trata de inmunoterapia, no es raro que el paciente tenga reacciones, como picazón, dolor, hinchazón, enrojecimiento o incluso dolor en el área del cuerpo donde se administró el medicamento.

Daño a órganos y sistemas internos

Otros efectos secundarios graves de la inmunoterapia pueden causar daño a los sistemas y órganos internos del cuerpo. “Algunos de estos medicamentos pueden hacer que su sistema inmunológico ataque órganos como el corazón, el hígado, los pulmones, los riñones o los intestinos”, dice WebMD.

No es una solución rápida

¿No sería bueno tener una solución rápida para algo como el cáncer? Desafortunadamente, mientras todos hemos estado esperando el día en que se anuncie que se ha encontrado una cura milagrosa o una solución rápida para el cáncer, la inmunoterapia no lo es. De hecho, en algunos casos, esta forma de tratamiento tarda más en funcionar que otros tratamientos. WebMD señala que no hay garantía de que funcione, y definitivamente no hará que el cáncer desaparezca rápidamente.

No funciona para todos

Como ya hemos señalado, no hay garantía de que la inmunoterapia funcione. No es un método de “talla única”. La Cleveland Clinic señala que, si bien se considera un gran avance en la investigación del cáncer, es importante tener en cuenta que cada cáncer reacciona de manera diferente a los diferentes tipos de tratamiento. Esto también va para las personas. Diferentes personas con el mismo tipo de cáncer responderán de manera diferente a la inmunoterapia.

De hecho, la inmunoterapia no ha funcionado para mucha gente. Menos de la mitad de las personas que lo prueban tienen éxito, dice WebMD. “Muchas personas solo tienen una respuesta parcial. Esto significa que su tumor podría dejar de crecer o hacerse más pequeño, pero no desaparece”, dice la fuente. Todavía no está claro por qué la inmunoterapia funciona para algunas personas pero no para otras y, por esta razón, no es una opción para todos los pacientes.

Su cuerpo puede adaptarse

El cuerpo humano es algo hermoso. Nos sorprende lo que puede hacer, cómo puede sanar y, en algunos casos, cómo puede adaptarse. Si bien la mayoría de las veces estas impresionantes cualidades son buenas, también significa que con una terapia como la inmunoterapia, el cuerpo podría adaptarse y acostumbrarse al tratamiento. Con el tiempo, la inmunoterapia podría dejar de ser eficaz en contra de  las células cancerosas. “Esto significa que incluso si funciona al principio, su tumor podría comenzar a crecer nuevamente”, explica WebMD.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X