Síntomas y señales comunes del cáncer de vejiga y opciones de tratamiento

  • El cáncer de vejiga es uno de los tipos de cáncer más comunes en Estados Unidos, con aproximadamente 81.180 nuevos diagnósticos cada año.
  • Es difícil de detectar en sus primeras fases, ya que los síntomas no suelen aparecer hasta que el tumor aumenta de tamaño o se adentra en las capas más profundas de la pared de la vejiga.
  • Algunos síntomas comunes son sangre en la orina, dolor al orinar y frecuencia urinaria.
  • Las alternativas más comunes de tratamiento del cáncer de vejiga son la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia, la inmunoterapia y la terapia dirigida. El plan de tratamiento dependerá de una serie de factores como la edad, el estado de salud general y la localización y el grado del cáncer.

El cáncer de vejiga se encuentra entre los tipos de cáncer más comunes, con aproximadamente 81.180 nuevos diagnósticos en Estados Unidos cada año, la gran mayoría de los cuales se dan en varones. Según el American Cancer Society esto supone “alrededor del 5 por ciento de todos los nuevos cánceres en los Estados Unidos”.

A pesar de lo común que es, el cáncer de vejiga es difícil de identificar en sus primeras fases, ya que puede no mostrar ningún signo o síntoma. Normalmente, “los síntomas aparecen una vez que el tumor aumenta de tamaño o se adentra en las capas más profundas de la pared de la vejiga”, afirma la Canadian Cancer Society. Debido a la tardía aparición de los síntomas, es importante identificarlos rápidamente para comenzar el tratamiento de inmediato. A continuación le presentamos los cinco síntomas más comunes a los que debe prestar atención.

Sangre en la orina

La sangre en la orina, conocida médicamente como hematuria, es el síntoma más común de la enfermedad, y se da en “8 ó 9 de cada 10 personas que padecen cáncer de vejiga”, señala WebMD. Sin embargo, la hematuria no siempre es un problema recurrente. Según la Canadian Cancer Society, “la sangre puede estar siempre en la orina, o puede aparecer y desaparecer”.

E incluso cuando está presente, dice la fuente, puede hacer que la orina varíe de color, “desde el amarillo-rojo pálido hasta el rojo brillante u oxidado”. En algunos casos, la sangre puede incluso no ser visible a simple vista; esto se conoce como hematuria microscópica, ya que sólo es identificable bajo el microscopio.

Dolor al orinar

También es frecuente experimentar dolor, molestias o una sensación de ardor al orinar. Esto se conoce médicamente como disuria, y aunque puede deberse a un cáncer de vejiga, otras causas pueden ser infecciones del tracto urinario, cálculos en la vejiga o un agrandamiento de la próstata (en los hombres).

Para distinguir la disuria causada por el cáncer de vejiga de la causada por una infección del tracto urinario, por ejemplo, la Bladder Cancer Advocacy Network sugiere “realizar un análisis de orina y/o un cultivo para detectar cualquier bacteria en la orina”. Si no hay bacterias, se puede descartar una infección y la persona “debe ser remitida a un urólogo para que le haga más análisis”.

Frecuencia y urgencia para orinar

Otros problemas de micción que suelen producirse con el cáncer de vejiga son la necesidad de orinar con frecuencia (lo que se conoce como frecuencia urinaria) y la urgencia urinaria, que MedicineNet.com define como “la incapacidad de retener la orina durante un tiempo tras el deseo inicial de orinar”.

A medida que la enfermedad avanza, la persona puede tener dificultades para orinar. Este síntoma suele deberse a un tumor en crecimiento que bloquea la llegada de la orina a la uretra (el conducto que va de la vejiga al mundo exterior) y su salida del cuerpo.

Dolor lateral

El dolor en la parte baja de la espalda alrededor de los riñones, que se conoce como dolor lateral, se produce con mayor frecuencia cuando el cáncer de vejiga está avanzado. MedicineNet.com dice que “se debe a la obstrucción del flujo de orina desde el riñón a la vejiga por la creciente masa tumoral en la vejiga”.

WebMD añade que el dolor lateral suele sentirse “justo debajo de la caja torácica y por encima de la cintura” y puede producirse en “uno o ambos lados de la espalda”. Además, tiende a empeorar a medida que la vejiga se llena y, en algunos casos, el dolor puede incluso extenderse a la vejiga y las zonas que la rodean, como los genitales.

Otros síntomas tardíos

Existe otra gran diversidad de síntomas que pueden presentarse a medida que el cáncer de vejiga avanza o se extiende a otras zonas del cuerpo. Según la Canadian Cancer Society, uno de esos síntomas es “la hinchazón en las piernas, el escroto (la bolsa de piel situada debajo del pene que contiene los testículos) o la vulva (los órganos sexuales femeninos externos)”.

Otros síntomas incluyen un crecimiento en la pelvis, así como dolor en los huesos de esta zona. El individuo también puede sufrir una pérdida de apetito, que puede llevar a la pérdida de peso. Asimismo, se puede tener fiebres frecuentes o luchar contra la anemia.

Tratamiento del cáncer de vejiga

Si su médico confirma el diagnóstico de cáncer de vejiga, le sugerirá un plan de tratamiento. El tratamiento dependerá de diversos factores, como su edad, su estado de salud en general, la localización y el nivel del cáncer, y sus preferencias de tratamiento.

Las opciones de tratamiento habituales para el cáncer de vejiga incluyen la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia, la inmunoterapia y la terapia dirigida. En algunos casos, su médico puede recomendar una combinación de tratamientos. Veamos con más detalle lo que implica cada una de estas opciones de tratamiento.

Tratamiento: Cirugía del cáncer de vejiga

Medical News Today afirma que existen alternativas quirúrgicas para todas las fases del cáncer de vejiga. Para empezar, los pacientes con cáncer de vejiga en fase 0 y 1 pueden recibir una resección transuretral del tumor de vejiga (TURBT). Durante esta cirugía, se extirpan los tumores pequeños y los tejidos anormales. El cirujano también puede quemar cualquier otra célula cancerosa.

Si el cáncer es más grande o se ha extendido más profundamente en la vejiga, puede ser necesaria una cistectomía. Este procedimiento elimina toda la vejiga, junto con el tejido canceroso. Por último, después de una cistectomía, es probable que necesite una cirugía reconstructiva. El objetivo de este procedimiento es “ayudar a proporcionar una nueva forma para que el cuerpo almacene y elimine la orina”, dice la fuente.

Tratamiento: Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas (o para reducir los tumores). En el tratamiento del cáncer de vejiga se suelen utilizar dos o más medicamentos de quimioterapia.

Los medicamentos de quimioterapia pueden distribuirse de dos maneras, a través de una vena (por vía intravenosa) o directamente en la vejiga (terapia intravesical). La quimioterapia intravenosa suele utilizarse antes de una cistectomía (cirugía de extirpación de la vejiga) con la esperanza de curar el cáncer; sin embargo, también puede utilizarse después de la cirugía para destruir las células cancerosas que queden.

¿Cómo funciona la terapia intravesical?

La otra forma de administrar la quimioterapia es mediante la administración directa de medicamentos en la vejiga, también conocida como terapia intravesical. Durante este tratamiento, un tubo pasa por la uretra hasta la vejiga. “La quimioterapia se coloca en la vejiga durante un periodo de tiempo determinado antes de ser drenada”, explica la Clínica Mayo.

Este tratamiento puede utilizarse como tratamiento inicial para el cáncer de vejiga superficial, dice la fuente. Esto es cuando las células cancerosas sólo afectan al revestimiento de la vejiga.

Tratamiento: Radioterapia

La Clínica Mayo explica que la radioterapia “utiliza haces de energía potente, como los rayos X y los protones, para destruir las células cancerosas”. Cuando se utiliza para tratar el cáncer de vejiga, los haces de energía se dirigen a puntos precisos de su cuerpo.

Medical News Today señala que la radioterapia es una intervención menos común para el cáncer de vejiga, sin embargo, su médico puede combinarla con la quimioterapia. Esto ocurre a veces cuando la cirugía no es una opción.

Tratamiento: Inmunoterapia

La inmunoterapia es un tratamiento con medicamentos que tiene como objetivo principal ayudar a su sistema inmunitario a combatir el cáncer. Al igual que la quimioterapia, la inmunoterapia puede administrarse directamente en la vejiga (terapia intravesical) o a través de una vena (por vía intravenosa).

Los pacientes que tienen un cáncer de vejiga avanzado o que tienen un cáncer que reaparece después del tratamiento suelen recibir la inmunoterapia por vía intravenosa. En cambio, la inmunoterapia intravesical puede ser la vía de tratamiento para un paciente con “cánceres de vejiga pequeños que no han crecido hasta las capas musculares más profundas de la vejiga”, señala la Clínica Mayo.

Tratamiento: Terapia dirigida

Otra alternativa de tratamiento para el cáncer de vejiga es la terapia dirigida. Este tratamiento “utiliza medicamentos para dirigirse a moléculas específicas (como las proteínas) en las células cancerosas o en su interior”, explica la Canadian Cancer Society.

El objetivo de los medicamentos es detener el crecimiento y la propagación de las células cancerosas al tiempo que se limita el daño a sus células normales. Es importante señalar que también puede recibir otros tratamientos junto con la terapia dirigida.

Tratamiento: Terapia trimodal

La terapia trimodal es una combinación de tratamientos. Por lo general, se trata de una opción cuando el paciente no desea someterse a una intervención quirúrgica para extirpar la vejiga.

La terapia trimodal combina la TURBT, la quimioterapia y la radioterapia, según la Clínica Mayo. Primero la paciente se someterá a un procedimiento de TURBT para extirpar la mayor cantidad de cáncer posible y al mismo tiempo preservar la función de la vejiga. Tras este procedimiento, recibirá entonces quimioterapia junto con radioterapia.

La fuente también señala que si no se destruye todo el cáncer tras la terapia trimodal, su médico puede recomendarle una cistectomía radical.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X