Signos Tempranos de Cáncer Colorrectal 

El cáncer colorrectal es una de las formas más peligrosas de esta enfermedad mortal. En los Estados Unidos, es responsable de la segunda mayor cantidad de muertes por cáncer. Como ocurre con la mayoría de las formas de cáncer, la clave para sobrevivir, y vencer al cáncer colorrectal es conseguir detectar la enfermedad a tiempo.

Esto se puede lograr aprendiendo sobre la enfermedad y teniendo un conocimiento sólido de los primeros síntomas. Aunque experimentar solo uno de los síntomas asociados con el cancer colorectal puede ser algo común, la actividad prolongada y / o intensa, que esté asociada con varios de estos síntomas, puede ser una señal de que debemos consultar con un médico tan pronto como sea posible. 

Sangre en las heces

Uno de los signos más destacados del cáncer colorrectal es la sangre en las heces, según la Clínica Cleveland. Esto ocurre porque, cuando se forman los tumores, estos a menudo sangran cuando la materia fecal atraviesa el intestino y sale del cuerpo. La cantidad de sangre puede variar de pequeña o moderada, aunque el sangrado puede ser mayor si los tumores han crecido.

La sangre en las heces,como tal, no debería preocuparle de inmediato. Muchas otras afecciones menos dañinas, como las hemorroides o el estreñimiento, pueden hacer que aparezca sangre en las heces. Aún así, y aunque se presente aislado, probablemente merece la pena hablar de este síntoma con su médico de cabecera.

Movimientos intestinales inconsistentes

Algunas personas tienen la suerte de ser muy regulares en sus evacuaciones intestinales y presentar pocos cambios cuando van al baño. Es por eso que puede valer la pena señalar si su horario habitual se ve repentinamente alterado por problemas intestinales, como el estreñimiento, diarrea o incontinencia.

Tenga en cuenta que cualquiera de estos síntomas puede ser normal y bastante inofensivo siempre que se presente durante un período corto. Sin embargo, si se encuentra constantemente luchando con alguno de estos problemas o una combinación de ellos, y anteriormente había experimentado pocos problemas con las deposiciones, vale la pena discutir este asunto con su médico. 

Anemia súbita

La causa de la anemia es la escasez de glóbulos rojos, que son los responsables de transportar oxígeno a nuestro cuerpo. Muchas personas que experimentan anemia se sienten cansadas la mayor parte del tiempo, incluso después de haber dormido toda la noche y llevar una dieta saludable.

Es importante recordar que la anemia puede deberse a muchos problemas diferentes. Por ejemplo, algunas personas tienen anemia desde que nacen, mientras que las personas con enfermedad celíaca tienden a tener dificultades para absorber el hierro, lo que las puede hacer anémicas. Pero, si la anemia aparece repentinamente junto con algunos de los otros síntomas del cáncer colorrectal que se analizan aquí, vale la pena notificarlo en la consulta con su médico.

Dolor abdominal

Hay muchas cosas diferentes que pueden causar dolor abdominal, tales como el comer frutas o verduras demasiado maduras o tener una dieta demasiado rica en fibra. El dolor abdominal también puede aparecer si comemos algo a lo que no estamos habituados. Por ejemplo, si usted es una persona muy preocupada por la salud y un día picotea alfo no tan saludable, como pollo frito o snacks.

Pero el dolor abdominal que es constante o repentino, e inexplicable, si es motivo de preocupación. Además, si aparece junto con algunos de los otros síntomas asociados con el cáncer colorrectal, como sangre en las heces o vómitos, sería aconsejable que hablase con su médico de atención primaria.

Pérdida de peso repentina

Si hace ejercicio con regularidad y come alimentos saludables, como frutas, verduras, proteínas magras y cereales integrales, es normal adelgazar y sentirse realmente bien con la pérdida de peso. Pero si de forma repentina comienza a perder peso sin haber hecho estos cambios de estilo de vida tan visibles, entonces puede haber algo de qué preocuparse.

La pérdida repentina de peso y / o una pérdida inexplicable del apetito pueden ser síntomas de cáncer colorrectal y deben ser discutidos con su médico. No obstante, estos síntomas pueden estarm y suelen estar asociados también, con otros problemas menos graves, como el estrés, la depresión o la ansiedad.

Vómitos

El dolor abdominal es una cosa, pero los vómitos regulares e involuntarios deben ser un motivo de preocupación inmediato. Esto puede ser un signo de muchos problemas de salud diferentes, incluyendo el cáncer colorrectal.

Los vómitos que aparecen de forma regular nunca son saludables y deben discutirse inmediatamente con su médico. Esta es una de las señales más destacadas de que algo anda muy mal en nuestro cuerpo, y debe ser abordado por profesionales médicos. Por supuesto, la magnitud del problema puede ser grave, como el cáncer colorrectal, o relativamente de corta duración y fácil de abordar, como un caso de gripe.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X