Señales y síntomas del cáncer de cuello uterino

De acuerdo al American Cancer Society, existen alrededor de 12.340 casos de cuello uterino cada año. Lamentablemente, un estimado de 4.000 mujeres mueren cada año debido a este asesino silencioso. Mujeres de todas las edades pueden estar en riego de sufrir esta enfermedad una vez comienzan a tener relaciones sexuales, así como la aparicón del Virus del Papiloma Humano (VPH) pueden ser desencadenantes que terminen en el desarrollo de un cáncer maligno en las paredes del cuello uterino.

Es el segundo tipo de cáncer más común en las mujeres a nivel mundial y también uno de los más tratables y fáciles de prevenir. Es por esto que, realizar un chequeo general y exámenes vaginales es de extrema importancia y más aún si presentas algún síntoma pues prevenir puede salvar tu vida.

 Sin síntomas

Algunas enfermedades de alto riesgo pueden pasar desapercibidas durante sus primeras etapas

Esta enfermedad puede presentarse sin síntomas durante las primeras etapas lo cual, pasa desapercibida. Es por eso que estos asesinos silenciosos son de temer entre las mujeres. Si cumples con las características de una persona de alto riesgo, es bueno que estés al día con chequeos regulares con tu doctor y estés en constante monitoreo en que se presente algún signo de este tipo de cáncer.

Ser una persona de alto riesgo implica haber contraído VPH y mantener relaciones sexuales con diferentes personas o tener una pareja que a su vez mantenga contacto sexual con más de una persona. El VPH es una de las principales causas del cáncer de cuello uterino. Tanto fumar como la inhalación pasiva pueden aumentar las posibilidades de convertirte en un blanco de alto riesgo. De igual manera, debes tener cuidado si presentas un sistema inmunológico débil al presentar otras enfermedades que deterioran tu estado de salud.

A medida que el cáncer avanza es probable que los síntomas de etapas más tempranas comienzan a ser más notables. Algunos de estos síntomas son: dolor pélvico, sangrado irregular y anomalías urinarias. Se recomienda que, si presentas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, contáctese de inmediato con el doctor y someterte a un monitoreo.

Dolor pélvico

Muchas mujeres experimentan dolores de vientre durante el ciclo menstrual y es completamente normal. Ahora, hay que prestar atención a aquellos dolores de vientre inusuales que usualmente siguen los siguientes patrones: Primero, dolores abdominales cuando no corresponden a tu ciclo menstrual regular y, segundo, la aparición de calambres de manera irregular.

Si comienzas a presentar un dolor pélvico significativo y calambres fuera de tu ciclo menstrual, puede que presentes un tumor canceroso. Asimismo, muchas mujeres no experimentan este síntoma sino luego de estar más desarrollado el tumor del cuello uterino. En ambos casos lo mejor es consultar a tu médico para aclarar el malestar. El cáncer de cuello uterino, al igual que otros tipos de cáncer, son más fáciles de tratar cuando se detecta en sus primeras etapas.

Sangrado vaginal irregular

Otro síntoma importante es el sangrado vaginal abundante fuera de tu ciclo menstrual normal. Por supuesto, esto puede variar entre cada mujer ya que algunas suelen presentar un bajo flujo de sangre, así como también sangrado abundante e irregular. Por lo tanto, siempre se debe considerar las irregularidades menstruales como indicadores de alguna condición que requiera la asistencia de un doctor.

A pesar de ello, el sangrado vaginal puede significar muchas cosas, puede ser una condición de origen benigno (no cancerosa). Entre condiciones médicas conocidas que resultan en el sangrado abundante es que exista un desequilibrio a nivel hormonal, la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) o, alguna infección en tu cuello uterino. El uso de pastillas anticonceptivas también afecta el sangrado menstrual en especial, cuando se comienza su uso.

Dolor al orinar

La dificultad para orinar (médicamente conocido como Disuria) puede indicar problemas en tu cuello uterino, pero, también puede producirse por otros factores. El dolor que más se asocia con el cáncer del cuello uterino suele estar ubicado en la vejiga de igual manera, puede aparecer en forma de dolor que solo ocurre mientras se orina. Este síntoma puede significar que el cáncer ya está en un estado más avanzado y que se ha expandido a la vejiga.

Sin embargo, este síntoma también puede ser la causa de una enfermedad menos grave como. Las infecciones urinarias pueden causar síntomas similares son comunes en mujeres sexualmente activas. La infección por hongos y las Infecciones por Transmisión Sexual (ITS) usualmente comparten este síntoma; los dolores pélvicos son asociados generalmente con las ITS como la gonorrea, la clamidia y el herpes genital. Si has estado con un dolor similar, lo mejor es que agendes una cita con el doctor y hagan seguimiento de tu condición.

Secreción vaginal irregular

La secreción vaginal inusual puede asociarse al cáncer de cuello uterino. El tipo de flujo que más se le atribuye al cáncer de cuello uterino tiene diversas características que varían desde el cambio inusual de textura, color y olor en el flujo vaginal. La secreción vaginal característica del cáncer de cuello uterino tiene alta volumen de mucosa que pueda tener debido a su aspecto espeso y un fuerte olor fétido. Si presentas este síntoma debes consultar de inmediato con tu doctor e investigar cuál pueda ser causa.

El color de tu flujo vaginal puede indicarte algunas pistas de su cambio. La segregación vaginal resultado del cáncer de cuello uterino suele tener un tono amarillento o verdoso, recuerda tener en cuenta que esto también se puede presentar por infecciones de gonorrea o clamidia. Un flujo acuoso o blanco es asociado a la infección por hongos y, un tono blanco o griseado son asociados con la vaginosis bacteriana. Una gran cantidad de mujeres saludables puede padecer hongo o bacteria vaginales al menos una vez a lo largo de su vida. Afortunadamente, esto puede tratarse con intervenciones médicas menos invasivas y medicamentos.

Ciclos Menstruales inusuales

Muchas mujeres han experimentado algún tipo de sangrado anormal o manchas entre sus ciclos menstruales, resultado por una diferentes de razones. Puede ser consecuencia de una enfermedad menor, después de la actividad sexual, luego de someterse a una prueba de Papanicolaou o al pasar por intensos cambios físicos y emocionales o periodos de gran estrés psicológico. Aun así, el constante sangrado entre ciclos menstruales puede indicar irritación del cuello uterino o cáncer de cuello uterino.

Debes prestar especial atención a dos patrones irregulares de tu sangrado vaginal. Primero, desde estar alerta si estos sangrados comienzan a extenderse (tres meses o más). Segundo, debes tener cuidado y estar atento si comienzas a presentar sangrado vaginal que no se ajusta a tu ciclo menstrual regular. Cambios drásticos en el sangrado de tu ciclo menstrual pueden indicar alguna patología que no se debe tomar a la ligera.

Dolor o sangrado luego de las relaciones sexuales

Incluso los cuellos uterinos más sanos pueden presentar algunas manchas luego de la actividad sexual, en especial si se usa un dispositivo intrauterino (DIU) o preservativos de látex. Los preservativos pueden irritar las paredes vaginales y más aún si esta no está correctamente lubricada antes de la penetración.

Usualmente, esta situación puede presentarse ocasionalmente y no de manera regular. Si comienzas a sentir dolor y sangrado constante durante y después de mantener relaciones sexuales, puede ser por alguna condición más grave tal como el cáncer de cuello uterino. Esto puede confirmarse si el sangrado y dolores vienen acompañados por flujo de volumen espeso y olor fétido, así como cambios en los hábitos urinarios incluyendo dolor al orinar, constantes ganas de ir al baño. En esos casos, lo mejor es que tu doctor haga un estudio del cuello uterino.

Incontinencia urinaria

El cambio repentino e inexplicable en los hábitos urinarios pueden ser una señal de cáncer de cuello uterino. Puedes haber experimentado un incremento en las ganas y frecuencias de ir al baño o, goteo de orina durante actividades cotidianas de manera involuntaria (estornudar, levantar objetos, saltar). En casos avanzados, el paciente de incontinencia urinaria puede perder el control total de su vejiga.

Estos síntomas pueden indicar que el cáncer de cuello uterino ha avanzado hasta expandirse, afectar la vejiga y otras áreas del sistema urinario.

También, pueden presentarse pequeñas gotas de sangre en la orina. Esta condición se conoce como hematuria y puede ser resultado del cáncer de cuello uterino y más aún si tienes otros de los síntomas que hemos explicado anteriormente. Si bien, la incontinencia urinaria intermedia y otros cambios en el sistema urinario son patologías relacionadas con el envejecimiento, es mejor si son consultados con tú médico.

Dolor de espalda

El dolor en la parte baja de la espalda es otro síntoma del cáncer de cuello uterino. Este dolor puede extenderse hasta las piernas del paciente y en casos extremos puede causar la inflamación en las piernas, esta condición también es conocida como “edema”. Estos síntomas sugieren que el tumor ha avanzado y ha alcanzado áreas más grandes del cuerpo. Es importante notar que este síntoma se presentará de forma particular pues, el dolor será cada vez más constante y su intensidad irá creciendo con el tiempo. Este síntoma no desaparece con el tiempo y solo se contrarresta a través del tratamiento médico.

Esta es la señal más contundente, si eres una mujer adulta y presentas cambios inusuales o síntomas que afecten tus órganos, asegúrate de visitar a tu médico y someterse a un chequeo. Las oportunidades de tratar el cáncer de cuello uterino saldrán con resultados positivos si se descubre en su etapa más temprana.

Fatiga

El cáncer de cuello uterino puede ser complicado de diagnosticar porque a menudo sus síntomas aparecen cuando la enfermedad se encuentra en estado avanzado. De acuerdo con Taraneh Shirazian (M.D), ginecóloga en el NYU Langone Health, quien se dirigió al Women’s Health, respecto al cáncer de cuello uterino, la fatiga es uno de los síntomas que no aparecen hasta estar en la etapa más avanzada de la enfermedad.

¿Por qué la fatiga es uno de los síntomas del cáncer de cuello uterino? Según la revista Women ‘s Health, se explica que el cáncer uterino causa un sangrado vaginal considerable lo cual, resulta en la pérdida células y oxígenos del cuerpo dando como consecuencia un cuerpo fatigado. Si llegas a sufrir pérdida de energía sin ninguna explicación y algún otro síntoma de esta lista, contacta a tu doctor y realiza tus exámenes de sangre para revisar el nivel de células rojas.

Alteración de la expulsión intestinal.

Puede que no sea del todo agradable, pero estar al tanto de los cambios al momento de defecar, puede ser de gran ayuda al identificar si padeces algún tipo de cáncer. Prevention escribe que, la frecuencia y el aumento de ganas de ir a orinar pueden ser una indicación importante al momento de diagnosticar un cáncer de cuello uterino. Lo mismo se aplica con la evacuación de nuestras heces.

Joshua Cohen (M.D), ginecólogo de la UCLA, explica en el artículo de Prevention que hay que prestar mayor cuidado con la “persistencia”. Cualquiera que presente estos síntomas no debe alarmarse e ir al doctor con la idea de tener cáncer o no.  Pero si presentas este síntoma junto con cambios inusuales en tu sistema intestinal, debes anotar un seguimiento de esos cambios. Si notas que estos persisten o se agravan con el tiempo, debes consultar a tu doctor.

Náuseas

No es para nada cómodo sufrir constantemente de náuseas, pero ninguno de los síntomas del cáncer de cuello uterino son agradables. Según Women ‘s Health, presentar náuseas o cualquier tipo de indigestión es un síntoma común en cualquier tipo de cáncer, incluyendo el cáncer de cuello uterino. En WebMD, se refuerza este enunciado pues, agrega “hinchazón del abdomen, náuseas, vómitos y constipación” como cuatro síntomas decisivos del cáncer de cuello uterino.

La razón de que se produzcan náuseas es que “cuando el cáncer de cuello uterino está en etapa avanzada, la cavidad abdominal se inflama, presionando el sistema gastrointestinal y él estómago, causando el reflujo de los ácidos estomacales” dice Shirazian para la Women’s Health.

Sin embargo, las náuseas pueden ser resultado de una cantidad enorme de diferentes enfermedades por lo que es mejor que consultes con tu doctor antes de ir al ginecólogo.

Pérdida de peso

De la mano con el síntoma anterior, el cáncer de cuello uterino puede causar la pérdida de peso. Las náuseas pueden resultar en la pérdida inevitable de peso porque es una tarea difícil mantener la comida en su lugar o crear apetito para poder comer. “La pérdida de apetito, así como la inexplicable pérdida de peso pueden ser síntomas de numerosos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de cuello uterino. Se le considera un síntoma importante si este persiste sin importar cuánta comida se consuma” dice, Jan Schaefer (M.D), Jefe médico de las oficinas de MEDIGO hablando con la Cosmopolitan.

Women ‘s Health aconseja que, si el paciente pierde entre un 5% a un 10% de su peso en menos de seis meses, es necesario que consulte con su doctor.

Malestar en las piernas

Los dolores de espalda y dolor pélvico, son advertencias habituales de este tipo de cáncer y, desafortunadamente, solo es uno de varios de los dolores que presentarás. Este cáncer puede causar dolor en las piernas. Dice el doctor Schaefer a la Cosmopolitan: “Cuando el cáncer de cuello uterino se expande, comienza a presionar los nervios de la espalda baja, lo que resulta en dolores de piernas e hinchazón”. Es importante destacar que cuando el dolor de piernas y espalda se juntan, se indica que sean síntomas del cáncer de cuello uterino. Pero, si se presentan por separado pueden indicar algo completamente diferente.

Los malestares en las piernas son comunes en los casos avanzados del cáncer. Dice Eloise Chapman-Davis (M.D) ginecóloga ecologista en el Weill Cornell Medicine y el New York-Presbyterian, habla para la Women’s Health: “Puede que se presenten casos de dolor en las piernas o espalda, pero esos son síntomas comúnmente asociados con casos avanzados pues, el cuello uterino no afecta gran cantidad de nervios”.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X