Principales factores de riesgo del cáncer de páncreas

Desafortunadamente, ninguna parte del cuerpo es inmune al cáncer, y el páncreas no es diferente. El páncreas es un órgano importante que produce hormonas y actúa como herramienta digestiva para la absorción de nutrientes.

El cáncer de páncreas es uno de los tipos de cáncer más mortíferos, aunque es relativamente raro. Según el Instituto Nacional del Cáncer, alrededor del 1,5% de la población será diagnosticada con la enfermedad en algún momento. De hecho, las estadísticas de 2012 afirman que hay casi 46.000 personas que viven con cáncer de páncreas en los EE.UU. Sin embargo, aunque no hay una manera segura de prevenir el cáncer de páncreas por completo, aquí hay 5 cosas que se deben evitar para ayudar a reducir el riesgo:

Fumar tabaco

Ya sabes que fumar es malo, pero la Sociedad Americana del Cáncer afirma que fumar regularmente es un gran factor de riesgo para el cáncer de páncreas. De hecho, el riesgo de padecer este tipo de cáncer se duplica en quienes fuman.

Según una investigación citada por la Sociedad del Cáncer, esto puede deberse a las sustancias químicas del humo del cigarrillo que entran en el cuerpo y dañan el páncreas. Afirma que entre el 20 y el 30 por ciento de los casos de cáncer de páncreas están causados por fumar tabaco. Los cigarros y las pipas también aumentan el riesgo. Deje de fumar mientras pueda: Cancer Research UK señala que “tras dejar de fumar, el riesgo de cáncer de páncreas tarda unos 20 años en caer a los mismos niveles que los que nunca han fumado”.

Sobrepeso

Según la Clínica Mayo, cargar con kilos de más también puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. La clínica utiliza la palabra “obeso”, que define como tener un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más. El IMC se calcula con el peso en kilogramos (1 kilo = 2,20 libras) dividido por la altura en metros (1 metro = 3,28 pies) al cuadrado. (Aquí tienes una práctica calculadora de IMC).

Sin embargo, la Clínica Mayo señala que, aunque tengas un IMC alto, puede que no tengas un exceso de grasa corporal y que no corras el mismo riesgo (por ejemplo, los atletas musculosos pueden tener un IMC alto). La clínica aconseja que visite a un médico para obtener una medida real de su IMC y ver si su riesgo de cáncer es mayor.

Exposición a sustancias químicas en el lugar de trabajo

Según la Sociedad Americana del Cáncer, si su trabajo le obliga a estar rodeado de ciertos pesticidas, así como de productos químicos para el refinado de metales, sus posibilidades pueden aumentar. La Sociedad Canadiense del Cáncer respalda esta afirmación, señalando que la exposición a determinadas sustancias durante más de 10 años le sitúa en una categoría de riesgo mayor.

La sociedad canadiense añade que otras sustancias que pueden ser perjudiciales a largo plazo son los compuestos y disolventes del petróleo, así como algunos tintes e hidrocarburos aromáticos policíclicos (compuestos orgánicos que sólo contienen carbono e hidrógeno).

Consumo excesivo del alcohol

Tomar una copa de vez en cuando no es malo (de hecho, algunos estudios afirman que un consumo mínimo de alcohol a diario puede ser bueno), pero si eres de los que se toman cuatro o cinco copas por noche, la cosa cambia, según un estudio publicado por el Centro Nacional de Información Biotecnológica.

Curiosamente, el estudio señala que “el consumo de alcohol se asoció con el cáncer de páncreas entre los hombres, pero no entre las mujeres”. Sin embargo, el aumento del riesgo vinculado al alcoholismo era hasta seis veces mayor, dependiendo del contenido de alcohol de las bebidas, así como de la duración y el patrón de consumo, señalaba el estudio.

Una pobre higiene dental

Como si necesitara otra razón para cepillarse los dientes con regularidad, algunas investigaciones han demostrado que el desarrollo de la enfermedad de las encías (enfermedad periodontal) también aumenta el riesgo de cáncer de páncreas.

Cancer Research UK afirma que no está del todo claro el motivo, pero se cree que una bacteria que causa la enfermedad de las encías también puede provocar cáncer de páncreas. LiveScience identifica esta bacteria como Porphyrmomonas gingivalis, y es tan mala como parece. Según un artículo de LiveScience, las infecciones pueden debilitar el sistema inmunitario o provocar una inflamación en todo el cuerpo relacionada con el cáncer.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X