Razones de salud comunes de los desmayos

Las razones por las que las personas se desmayan son amplias y, a menudo, puede ser difícil encontrar la causa. Desde niveles bajos de azúcar en sangre y deshidratación hasta complicaciones cardíacas y convulsiones, algunas causas de los desmayos no son graves, mientras que otras pueden ser extremadamente peligrosas. Debido a que es posible que una afección o enfermedad grave provoque desmayos, es importante consultar a su médico o, en algunas situaciones, buscar tratamiento médico de emergencia de inmediato.

Cuando las personas se desmayan, por lo general experimentan otros síntomas antes de que esto pase, y pueden variar según la causa del desmayo. Algunas personas experimentan mareos y náuseas, mientras que otras sienten que los sonidos se desvanecen y su visión se nubla. No importan los síntomas antes de desmayarse, notificar a alguien y sentarse o acostarse en el piso para evitar más lesiones (es decir, lastimarse la cabeza).

Diez razones de salud comunes que pueden causar los desmayos son …

Deshidratación

En términos médicos, el desmayo se conoce como síncope y puede ser el resultado de la deshidratación. Cuando el cuerpo pierde demasiado líquido (sin que se reponga de forma adecuada), las personas se deshidratan.Existen diferentes niveles de deshidratación y los síntomas que usted puede experimentar varían según su grado de deshidratación. Cuando una persona comienza a deshidratarse, puede sentirse mareada o aturdida, tener dolor de cabeza y orinar con menos frecuencia. Una vez que alguien se deshidrata gravemente, pueden producirse desmayos.

La deshidratación hace que la presión arterial baje y cuanto más tiempo esté deshidratado, más difícil será para su cuerpo estabilizar su presión arterial. A medida que continúa la presión arterial baja, aumenta el riesgo de desmayo. Ponerse de pie rápidamente cuando está deshidratado también puede provocar un episodio de desmayo. Aunque por lo general se puede prevenir la deshidratación bebiendo suficiente agua, también puede ser el resultado de una enfermedad, como diabetes, alcoholismo o gripe. Si se desmaya con regularidad pero consume mucha agua, podría ser el resultado de un problema de salud más grave.

Tos

Es posible que la tos no sea una causa tan obvia de desmayo para todos, pero en realidad es algo bastante común en ciertas situaciones. Evidentemente usted no debería desmayarse por una pequeña tos aquí y allá, pero los ataques de tos que duran un tiempo y que causan dificultad para respirar, dolor o la necesidad de agacharse debido la tensión en su cuerpo, pueden hacer que una persona se desmaye. Si alguna vez tiene un ataque de tos y comienza a sentirse aturdido o mareado, siéntese de inmediato para evitar más lesiones si se desmaya. Los ataques de tos provocan cambios rápidos en la presión arterial, por lo que es una razón común para los desmayos.

A las personas que tosen con mucha fuerza y durante mucho tiempo se les suele enrojecer la cara. Esto no se debe no solo al esfuerzo, sino también a los cambios en la presión arterial. Las personas con asma o tos crónica (generalmente causada por otro problema médico) corren el riesgo de desmayarse durante los ataques de tos. Si tose con regularidad sin motivo aparente, consulte a su médico. No solo puede experimentar aturdimiento, mareos o incluso desmayo, la tos crónica no es normal y deben investigarse las causas que lo provocan.

Afecciones cardiovasculares

Existen varias afecciones de salud cardiovascular que pueden causar desmayos, y que se conocen como síncope cardíaco. Muchas de estas afecciones son bastante graves, especialmente si hay problemas cardiovasculares en sus antecedentes familiares. Si experimenta sensación de desmayo, así como palpitaciones del corazón, latidos irregulares, dolores en el pecho o cambios en el pulso, debe buscar atención médica con medicamentos adecuados, ya que podría haber una afección subyacente que necesite tratamiento y control. Aunque los desmayos son bastante comunes, sus antecedentes familiares y otros síntomas relacionados con el corazón deben tomarse en serio.

Una de las afecciones cardíacas comunes y potencialmente muy graves que pueden causar desmayos es el ritmo cardíaco anormal, conocido como arritmia. Los cambios en la frecuencia de los latidos del corazón debidos a las arritmias, pueden hacer que se sienta débil o mareado, ya que el flujo sanguíneo deficiente es el factor principal en los episodios de desmayo, y cualquier cambio y los síntomas que lo acompañan requieren atención urgente. En casos graves y raros, los desmayos a causa de una arritmia pueden ser una señal de advertencia de un paro cardíaco, una situación muy peligrosa para la vida.

Medicación

Los medicamentos casi siempre tienen efectos secundarios potenciales, aunque muchas personas nunca notan ninguno. Algunos de ellos no son graves y no le causarán muchos problemas, pero hay algunos medicamentos que pueden causar mareos intensos, vómitos, problemas de visión, sangrado y desmayos. Una cantidad sorprendente de personas reaccionan a los medicamentos y se sienten muy mareadas, lo que les impide realizar sus tareas cotidianas. A veces, el efecto secundario puede causar mareos y aturdimiento tan severos que los desmayos ocurren con bastante rapidez, sin que se noten mucho otros síntomas.

Los medicamentos comunes que causan desmayos incluyen los que tratan la depresión, la presión arterial alta (hipertensión) y las alergias, que se sabe que contribuyen o causan una disminución de la presión arterial. Esto puede provocar que la persona se desmaye. Solo una pequeña cantidad de personas experimentará un efecto secundario potencialmente mortal de un medicamento, por lo que no hay razón para preocuparse cuando no sea necesario. Pero hable con su médico y farmacéutico sobre los posibles efectos secundarios y qué soluciones buscar para estar más tranquilo, y conocer mejor los medicamentos que toma.

Hambre

Muchas de las causas de los desmayos presentarán otros síntomas antes de que realmente se desmaye. Las personas que experimentan un episodio de desmayo a menudo afirman haber experimentado mareos, visión “de túnel”, latidos lentos o erráticos del corazón, mareos, náuseas y sudoración excesiva antes de producirse el desmayo. Si se desmaya a causa del hambre, es probable que sienta algunos de estos otros síntomas que le llevarán a perder el conocimiento.

Desafortunadamente, con la vida ocupada y frenética que todo el mundo parece llevar hoy en día, es bastante común saltarse las comidas. El trabajo, las reuniones, el trabajo, los deportes y los niños requieren mucho de su tiempo y es fácil perderse una comida o dos. Su cuerpo necesita alimentos para funcionar correctamente y solo tendrá más problemas si no come lo suficiente. Su nivel de azúcar en sangre bajará, causando sensación de mareo y llevándolo a desmayarse si pasa demasiado tiempo sin ingernir nada. Así que no trabaje cuando debe estar en la hora de su almuerzo o simplemente coma algo cuando alimente a sus hijos. Además es adecuado llevar una dieta equilibrada y comer con regularidad para evitar los desmayos por hambre.

Diarrea

Hay muchos aspectos que pueden causar diarrea, incluidos los virus, ciertos alimentos, medicamentos, el estrés y algunas afecciones médicas subyacentes. Es una parte desafortunada de la existencia que todo el mundo experimenta en algún momento (o varias veces) de su vida pero, por lo general, no es un motivo grave de preocupación. Aun así la diarrea puede causar otras dificultades y un problema potencialmente grave es la deshidratación. La diarrea deshidrata su cuerpo, por lo que es necesario beber grandes cantidades de agua para rehidratarse, y  así evitar que sienta otros síntomas. Si no se hidrata cuando sufre de diarrea, puede llegar a desmayarse.

Si tiene un episodio aleatorio de diarrea y se siente bien en un par de días, es probable que no sea motivo de preocupación. Sin embargo, si experimenta diarrea con regularidad, debe consultar a su médico. Desde la sensibilidad a los alimentos y los virus hasta la enfermedad de Crohn y el síndrome del intestino irritable (SII), la diarrea crónica no debe pasarse por alto. Muchas veces, los cambios en la dieta y el estilo de vida evitarán que ocurra una diarrea crónica previa. En casos raros, puede haber una afección de salud más grave que cause diarrea y es necesario otro tratamiento.

Ataques de pánico y ansiedad

Durante los ataques de pánico y de ansiedad, la respiración se interrumpe. Algunas personas comienzan a hiperventilar, aumentando la frecuencia cardíaca y disminuyendo la presión arterial. Esto hace que la persona que experimenta el ataque de pánico o de ansiedad pueda desmayarse. Si no pueden controlar su ataque y su respiración, pueden desmayarse. Cuando la presión arterial baja, es porque su cuerpo naturalmente ha tratado de proteger sus órganos vitales, específicamente el cerebro. La sangre corre allí, lo que resulta en la presión arterial y desciende en otras áreas del cuerpo.

Es importante aprender a sobrellevar los episodios de ansiedad y pánico porque hacerlo puede prevenir mareos, aturdimiento y, en el peor de los casos, desmayos. Existen técnicas de respiración para ayudar a una respiración lenta que se acelera debido a los ataques de ansiedad. Debe concentrarse en relajarse y respirar profundamente. Entrar en pánico por hiperventilar solo lo empeorará, así que prepárese aprendiendo sobre este tipo de ataques y lo que puede hacer para detenerlos.

Diabetes

La diabetes causa niveles altos de azúcar en sangre (hiperglucemia) y requiere cambios en el estilo de vida y, a menudo, en la toma de medicamentos. Las personas con diabetes corren el riesgo de experimentar una caída en sus niveles de glucosa en sangre (hipoglucemia), ya que mantener estos niveles en estado optimo puede ser difícil. Las personas con diabetes tipo 1 requieren inyecciones de insulina por el resto de sus vidas y deben seguir una dieta especial para controlar la enfermedad. Es mucho menos común que la diabetes tipo 2, que a menudo se puede controlar mediante la dieta, el ejercicio y el control regular de los niveles de glucosa en sangre.

Aunque la diabetes tipo 2 es mucho más común, los desmayos pueden ocurrir con ambos tipos. Cuando un diabético se levanta demasiado rápido o no come lo suficiente, aumenta el riesgo de desmayo. Tomar demasiada insulina provoca una caída severa del azúcar en sangre que puede causar desmayos, y los niveles altos de azúcar en sangre también pueden causar esto. Las personas que no saben que tienen diabetes pueden sufrir desmayos, y este síntoma podría ayudar a su médico a identificar o diagnosticar la diabetes de forma adecuada.

Anemia

Según la Clínica Mayo, la anemia es una condición en la que su cuerpo carece de la cantidad necesaria de glóbulos rojos sanos para transportar el oxígeno requerido a sus tejidos. Esto hace que las personas con anemia se sientan cansadas y débiles con frecuencia. A medida que la anemia empeora, también lo hacen los síntomas. El desmayo es un síntoma bastante severo, por lo que no es probable que se desmaye de la nada, ya que tendrá otras señales de advertencia. Uno de los síntomas de la anemia es el desmayo, pero la buena noticia es que es una afección que, por lo general, se puede controlar con bastante facilidad.

La gravedad y la duración de la anemia varían y pueden deberse a varios factores diferentes. La Clínica Mayo enumera varios tipos de anemia, incluida la deficiencia de hierro; deficiencia vitaminica; anemia por una enfermedad crónica; y anemias hemolíticas, falciformes y aplásicas. Es importante saber que, incluso si sabe que tiene anemia, debe mantener informado a su médico sobre cualquier síntoma que experimente, porque a veces hay otras afecciones que causan la anemia, y que deben tratarse.

Convulsiones

Las convulsiones son uno de los fenómenos más graves que pueden causar desmayos, y si experimenta una convulsión, debe pedir ayuda a emergencias de inmediato. Los síntomas de una convulsión son aterradores. Puede perder el conocimiento y no recordar nada; algunas convulsiones provocan temblores violentos y dificultad para hablar. Las convulsiones no son afecciones simples que pueden causar desmayos, y es probable que exista un problema subyacente que va más allá de una caída en la presión arterial o en los niveles de azúcar. Una convulsión puede aparecer sin ningún síntoma o señal de advertencia previa, y a menudo sorprende por completo a las personas, pues no se lo esperan.

Si usted o alguien a su alrededor siente que se va a desmayar, dígale que se siente o se acueste y que eleve las piernas si es posible. Muchas personas sufren lesiones o problemas peores por el acto mismode desmayarse. Por ejemplo: pueden golpearse la cabeza, romperse un brazo o una pierna, caerse por un tramo de escaleras, etc. Por lo tanto, si experimenta algún síntoma que pueda ser una señal de que se va a desmayar, asegúrese de permaneceer en una posición quieta, para así evitar lastimarse.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X