Problemas comunes de salud relacionados con las uñas

Si no puedes poner un dedo sobre lo que te está afligiendo, tal vez deberías echar un vistazo más de cerca a tus uñas. Las uñas de tus dedos son en realidad un fuerte indicador de varios problemas de salud, algunos leves y otros más graves, según la Clínica Mayo.

Algo como las uñas sucias probablemente solo signifique que necesitas mantener una mejor higiene, pero los signos reveladores de lo que estamos hablando provienen de las formaciones de queratina cerca de la punta de los dedos. Lo que sucede allí puede ser una clara indicación de si algo anda mal o no. En algunos casos, incluso puede justificar una visita al médico. Debido a ello, aquí te presentamos 14 problemas relacionados con la salud que aparecen en nuestras uñas…

Pequeños hoyos en las uñas

La Clínica Mayo señala que las “depresiones que parecen hechas con picahielos” en las uñas no provienen necesariamente de masticarlas. Es una condición que también se encuentra en personas que tienen psoriasis, lo cual causa una piel seca y escamosa.

La Clínica también advierte que las uñas picadas podrían significar que se tiene un trastorno del tejido conectivo, como el síndrome de Reiter o la alopecia areata. El síndrome de Reiter es un trastorno del tejido que puede tener síntomas similares a los de la artritis, entre otros indicadores. Por su parte, la alopecia areata es una enfermedad autoinmune que provoca la caída del cabello.

Uñas golpeadas

Esta condición se caracteriza por presentar puntas de dedos agrandadas, con uñas que se curvan alrededor del borde. La U.S. Library of Medicine señala que hay algunos trastornos de diversa gravedad que pueden ser característicos de este tipo de “uñas golpeadas”.

Algunos de los problemas menos graves asociados con las uñas golpeadas son la enfermedad celíaca (un tipo de alergia al gluten), el hipertiroidismo o la disentería (diarrea intensa con dolor). Sin embargo, la dolencia más común asociada con este tipo de uñas es el cáncer de pulmón. También puede ser causado por defectos cardíacos y trastornos pulmonares, como la fibrosis cística.

Uñas retraídas

¿Tienes las uñas deprimidas en el centro (lo suficiente como para contener una gota de agua en ellas)? La Clínica Mayo se refiere a esto como “uñas de cuchara” debido a la semejanza. Esta condición puede indicar una deficiencia de hierro o demasiado hierro en la sangre (hemocromatosis).

Si bien ambas condiciones se pueden tratar con bastante facilidad, las uñas de cuchara también pueden indicar enfermedades más graves, como problemas cardíacos. El Hipotiroidismo (también conocido como Tiroides hipoactiva) es otra causa posible que puede dejarlo con fatiga y otros síntomas.

Uñas amarillentas

Cualquiera que use esmalte de uñas probablemente haya visto que sus uñas se vuelven amarillas en algún momento u otro. Esto es normal, y por lo general significa que el esmalte de uñas se dejó más tiempo del debido. Sin embargo, si el color amarillento no se debe al esmalte de uñas, podría deberse a una afección llamada síndrome de la uña amarilla. “Con este síndrome, las uñas se ven gruesas y tienen un tono amarillo/verde”, apunta Dana Stern, MD, profesora clínica asistente de dermatología en la Escuela de Medicina Mount Sinai, en conversaciones con SELF. “Con frecuencia carecen de una cutícula y de una lúnula (la media luna en la base de la uña que generalmente es visible en el pulgar y en el dedo gordo del pie)”.

Según SELF, esto significa que la uña no creció correctamente y, a menudo, es el resultado de una afección pulmonar llamada bronquiectasia o enfermedad linfática. “La bronquiectasia es una condición en la que el daño a las vías respiratorias hace que se ensanchen y se vuelvan flácidas o con cicatrices”, señala Stern. “Puede ocurrir como resultado de una infección o de una condición más seria, como el cáncer de pulmón, lo cual compromete la circulación y atrofia el crecimiento de las uñas. Debido a que la bronquiectasia tiende a ser crónica, el síndrome de las uñas amarillas también lo es”.

Crestas en las uñas

Estas depresiones lineales que se extienden a lo ancho de la uña también se conocen como “líneas de Beau” (llamadas así debido al médico francés Joseph Honoré Simon Beau). La Clínica Mayo explica que estas muescas ocurren “cuando el crecimiento en el área debajo de la cutícula se interrumpe por una lesión o una enfermedad grave”.

De acuerdo a esta fuente, las líneas de Beau a menudo se asocian con afecciones como la diabetes o la enfermedad vascular periférica, así como con enfermedades como la escarlatina, el sarampión, las paperas y la neumonía. También puede ser una señal de que la persona sufre una deficiencia de zinc.

Separación de la piel

La onicólisis se da cuando la uña comienza a desprenderse de su base, lo que conduce a que esta se blanquee, explica Healthline. También puede desarrollar un tinte amarillo o verde, agrega la Clínica Mayo.

La onicólisis suele ser el resultado de una lesión (trauma) o una infección, pero también puede ser un efecto secundario de un fármaco o producto de consumo en particular, como los endurecedores de uñas. “La enfermedad de la tiroides y la psoriasis, una condición caracterizada por parches escamosos en la piel, también pueden causar la separación de las uñas”, señala la Clínica Mayo.

Uñas blancas

Si bien no queremos que nuestras uñas sean amarillas, tampoco queremos que sean blancas. Si la parte de la uña más cercana a la cutícula es de un color blanco sólido y la parte que está más alejada del lecho ungueal es rosa, entonces se les llama uñas “mitad y mitad”, explica SELF.

“También se le conoce como ‘Las uñas de Lindsey'”, precisa la Dra. Stern. Las uñas que aparecen como “mitad y mitad” podrían indicar que hay algún problema con los riñones, incluso podría ser un síntoma de insuficiencia renal, de acuerdo con la especialista.

Uñas con rayas negras o marrones

Tus uñas no deben tener ningún tipo de color, a menos que sea de esmalte de uñas, por supuesto. Una raya negra o marrón en la uña o cualquier tipo de pigmentación alrededor de ella podría significar que esa persona tiene melanoma en la uña. “El melanoma es un tipo de cáncer que la mayoría de las personas tiende a asociar con la piel; sin embargo, el melanoma también puede surgir en la uña”, explica la Dra. Stern a SELF. “El pulgar, el dedo índice y la uña del pie son los dígitos más comunes para tener melanoma”.

Si notas que estás mostrando signos de melanoma, no te preocupes. Si bien definitivamente debes ser revisado por un médico, la Dra. Stern indica a SELF que la mayoría de las veces estas bandas pigmentadas de color negro o marrón terminan siendo lunares benignos. Tienden a aparecer con más frecuencia en personas con tez más oscura porque su piel y uñas tienen más melanocitos productores de pigmento. “Cuando se estimulan los melanocitos, generalmente a través de un trauma en la cutícula (empuje, corte, pellizcado o mordisco agresivo y repetitivo de la cutícula), estas células comienzan a producir pigmento, que aparece como una banda marrón a lo largo de la uña”, se puede leer en SELF.

Uñas cóncavas

Las uñas cóncavas también se conocen como coiloniquia y, a menudo, son el resultado de la anemia por deficiencia de hierro u otros trastornos relacionados, como la hemocromatosis y el síndrome de Plummer-Vinson. Ambos trastornos también están relacionados con el hierro que no se metaboliza adecuadamente en el cuerpo. Por ejemplo, el síndrome de Plummer-Vinson ocurre después de una anemia por deficiencia de hierro crónica a largo plazo.

“Tratar el problema del hierro puede ayudar a normalizar las uñas”, agrega la Dra. Stern a SELF. “Cualquier persona que de repente desarrolle uñas en forma de cuchara debe ser examinada por su médico”, apunta. Además, existe la posibilidad de que este cambio en las uñas también sea un resultado normal del envejecimiento, señala la fuente.

Hemorragias en astilla

Cuando alguien se lesiona la uña, a menudo hace que aparezcan marcas negras, como una línea larga, negra, parecida a una astilla, dice Men’s Health. En este caso, la respuesta a por qué se muestran estas marcas es simple: es el resultado de la lesión. Pero si no puede pensar en un momento en que su uña se habría lastimado, entonces podría deberse a algo completamente diferente.

Men’s Health también habló con la Dra. Stern, quien dice que estas hemorragias en astilla podrían significar que la persona tiene “endocarditis bacteriana, una infección de las válvulas y el revestimiento interno del corazón”. Esta condición generalmente se deriva de un procedimiento dental o médico, y se puede tratar con antibióticos.

Manchas blancas

¿Alguna vez has notado una mancha blanca en tus uñas? El concepto erróneo común acerca de estos puntos blancos es que indican una deficiencia de calcio, pero en realidad no es así, según Health.com. “Por lo general, esas manchas blancas no son muy significativas”, señala para la fuente John Anthony, MD, dermatólogo en la Clínica Cleveland en Ohio. “A menudo son el resultado de un trauma menor, como golpearse el dedo contra algo, y generalmente no tienen que ver con el calcio”.

Si es así, intenta presionar el punto blanco para ver si se desvanece. Si no se desvanece, probablemente sea una marca de leuconiquia real, dice Men’s Health. Esta decoloración blanca se debe a una lesión en la uña o una infección. En algunos casos raros, puede ser un signo de envenenamiento por arsénico, apunta a la fuente Chris Adigun, MD, dermatólogo certificado y especialista en uñas en Chapel Hill, N.C. Si nota este problema en sus uñas, pídele a un médico que te revise para ver si necesitas tratamiento para una infección.

Líneas de Mee

Al igual que las manchas blancas, las líneas de Mee aparecen como líneas blancas transversales que se extienden horizontalmente a lo largo de la uña. Según Healthline, las líneas de Mee son un signo de envenenamiento por arsénico. “Si tienes este síntoma, tu médico tomará muestras de cabello o tejido para verificar si hay arsénico en tu cuerpo”, escribe la fuente.

Las uñas de terry

Las uñas de Terry son algo similares a las uñas de Lindsey, ya que ambas hacen que las uñas se vean blancas. En el caso de las uñas de Terry, la uña se verá blanca excepto por una estrecha banda rosa en la parte superior, según la Clínica Mayo.

En su mayor parte, las uñas de Terry son simplemente un efecto secundario normal del envejecimiento, pero también pueden ser un signo de una condición de salud subyacente como enfermedades del hígado, insuficiencia cardíaca congestiva, fallas en lor riñones o diabetes, advierte la fuente.

Uñas severamente mordidas

Todos conocemos a una persona que solía morderse las uñas sin cesar (o todavía lo hace). La mayoría de las personas crecen mordiéndose las uñas, pero este mal hábito puede ser extremadamente difícil de romper.

Para aquellos que parecen no poder dejar de fumar, puede ser señal de un desorden obsesivo-compulsivo. “A veces se requiere medicina psiquiátrica para tratar el hábito de morderse las uñas relacionado con el TOC”, explica Debra Jaliman, MD, dermatóloga de la ciudad de Nueva York y autora de Skin Rules, quien habló con Health.com. “Un compuesto de sabor amargo que se pula en la uña también puede ayudar”.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X