Grasas ESP

Ocho hechos explicativos sobre la grasa

Si nombra la palabra grasa, la mayoría de nosotros tiraremos la toalla. Seguramente haya escuchado miles de veces sobre los beneficios de llevar una dieta baja en grasas y seguramente, de manera inmediata, ha escuchado millones de quejas relacionadas con el hecho de que el estadounidense promedio no consume suficientes grasas saludables para el corazón. La verdad acerca de la grasa — como indagar sobre qué tipo de grasa es buena para usted, qué tipo es mala y qué tipo es el que termina escondiéndose en sus muslos — simplemente es demasiado confusa.

Es por eso que a continuación le presentaremos todos los datos libres de grasa que le pueden llegar a interesar…

1. Hay muchos tipos de grasa corporal

La grasa corporal no se crea de igual manera. Por ejemplo, el cuerpo de cada individuo se compone de varios tipos de grasa — entre los que se incluyen grasa marrón, blanca, subcutánea, visceral y grasa abdominal.

La grasa blanca almacena nuestra energía y secreta hormonas (es decir, adiponectina, para la protección de enfermedades cardíacas, diabetes y sensibilidad a la insulina), es también la grasa que tendemos a quemar con cambios en la dieta y con ejercicio.

La grasa marrón o grasa muscular, la cual quema calorías y grasa blanca al ser estimulada por una dieta saludable y ejercicio, además nos ayuda a mantenernos calientes.

La grasa subcutánea, la cual se encuentra directamente debajo de la piel y se utiliza para medir la grasa corporal (con pinzas de medida), es el tipo de grasa que, cuando está en exceso, conduce a la formación de la famosa “llanta de repuesto” o grasa abdominal.

La grasa visceral o grasa profunda se puede desarrollar alrededor de los órganos (como es el caso del hígado graso) y contribuir a la formación de grasa abdominal, afecta la resistencia a la insulina y nos pone en riesgo de padecer diabetes, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas.

La grasa abdominal se compone de grasa subcutánea y visceral.

2. El propósito de la grasa

Sí, leyó es correctamente, la grasa en realidad tiene un propósito — de hecho, tiene dos propósitos diferentes, los cuales los doctores del Centro de Investigación de Nutrición y Obesidad de Boston han resumido en:

1. Las células de grasa almacenan calorías extra y las toman cuando usted está hambriento y privado de energía.

2. Nuestras células de grasa emiten una serie de hormonas que regulan el metabolismo.

3. La cintura es equivalente a la salud del corazón

Los médicos de la Clínica Mayo afirman que se puede predecir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca en un individuo tomando un pico en la circunferencia de su cintura. Por ejemplo, un estudio de investigación midió la cintura de ciertas mujeres para determinar su riesgo futuro de diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular y encontró que aquellas con un exceso de 37 pulgadas en su cintura tenían un riesgo del 80% de tener problemas de salud en comparación con aquellas con menos de 27 pulgadas en sus cinturas.

4. El desarrollo individual de las células de la grasa

Ya hemos establecido que la grasa en nuestros cuerpos es de varios tipos: grasa blanca, marrón, visceral, subcutánea y abdominal. Sin embargo, los científicos de la Clínica de Obesidad de Cornell dicen que se trata de un desarrollo individual de las células grasa. Por ejemplo, si tiene pocas células de grasa blanca, podrá producir más adiponectina, una hormona que regula la insulina. Por otro lado, entre más grandes sean sus células de grasa (o mayor sea su masa adiposa), producirá menos adiponectina y estará en riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardíacas.

5. Nalgas vs. Muslos vs. Abdomen

Es un hecho bastante discutido que las mujeres tienden a desarrollar grasa en sus nalgas y muslos (en forma de pera), mientras que los hombres tienden a acumular grasa en el área del vientre (“llanta de repuesto”). Sin embargo, ¿hay zonas mejores que otras para la acumulación de grasa? La respuesta es sí, según los expertos en la Escuela de Medicina de Harvard, la más peligrosa es la acumulación de grasa abdominal, la cual eleva la tasa de enfermedad metabólica (por ejemplo, diabetes, infartos y derrames cerebrales).

6. ¿Qué es grasa saludable?

Cuando se trata de comer grasas, las grasas insaturadas — o las grasas que aparecen en gran parte en la muy promocionada dieta mediterránea (alta en pescados grasos, nueces, granos, aceite de oliva y aguacate) — son promocionadas como saludables por los expertos, entre los que se incluyen nutricionistas en la Escuela de Salud Pública de Harvard. Tenga en cuenta que toda la grasa no es creada de igual forma y debe tratar de obtener la mayor parte de sus grasas de alimentos integrales en lugar de alimentos procesados para asegurarse de que está comiendo principalmente de la variedad saturada.

7. La grasa que debería eliminar

Mientras que las grasas insaturadas se consideran “grasas saludables” — las grasas saturadas o el grupo de grasas artificiales que se encuentra en los alimentos procesados, no contribuyen con cero nutrición a su dieta. La Escuela de Salud Pública de Harvard vincula las dietas altas en grasas saturadas con un aumento en los niveles de colesterol malo LDL y por lo tanto, un mayor riesgo de padecer enfermedades y demás afecciones relacionadas con el corazón.

8. Cambie las grasas saturadas por las no saturadas

Una forma sencilla de asegurarse de ingerir grasas buenas es cambiar aquellas saturadas en su dieta (es decir, mantequilla, bolsas de patatas fritas y pan blanco) por grasas no saturadas (por ejemplo, (mantequilla de manzana, patatas dulces caseras horneadas con aceite de oliva y granos integrales). Ese simple intercambio le ayudará a mantener sus niveles de grasa a raya.

Share This Article

X