Salud De Las Mujeres ESP

Ocho factores que alteran la menstruación

La invasión de manchas, la pesadez y los períodos inoportunos no son algo para preocuparse. Sin embargo, si sus períodos son constantemente erráticos o hasta brillan por su ausencia, en general los ginecólogos en la NYU Langone Medical Center advierten que su cuerpo está tratando de decirle que algo no está bien–con causas que van desde los niveles de estrés hasta los de la intensidad del ejercicio.

Aquí le mostramos ocho factores que influyen en la regularidad de su ciclo menstrual…

1. Estrés

Le echamos la culpa de todo al estrés, pero resulta que los momentos de mucha tensión pueden afectar la menstruación e incluso la reproducción. Una investigación del departamento de Epidemiología Reproductiva del Colegio de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio reveló que las mujeres que eran víctimas del estrés duplicaban sus posibilidades de padecer ciclos menstruales irregulares e infertilidad.

2. Exceso de peso

Si tiene sobrepeso u obesidad, sus niveles de estrógeno probablemente sean más altos que los de la mujer promedio. Los niveles crecientes de estrógeno pueden hacer que el revestimiento endometrial se vuelva más grueso y genere la interrupción de la liberación del óvulo por medio de los ovarios, razón por la cual las mujeres con sobrepeso tienden a experimentar periodos pesados, erráticos y largos. Sin embargo, lo que puede no saber es que la producción excesiva de estrógenos a largo plazo puede aumentar su riesgo de padecer cáncer de endometrio. Ante la duda, consulte a su médico.

3. Bajo peso corporal

La otra cara de la moneda es una realidad para aquellas con peso corporal inadecuado o bajo — por lo tanto, el cuerpo no producirá suficiente estrógeno para generar el revestimiento endometrial para la menstruación. Los científicos médicos del Hospital Virginia Sentara Leigh afirman que las mujeres que pierden mucho peso pueden experimentar periodos ligeros, erráticos e incluso ausencia de periodos; y recomiendan darle a su cuerpo unos meses para regularse. Si continúa con problemas relacionados con su periodo, consulte a su médico.

4. Plaguicidas

Hemos sido advertidos sobre los peligros de los pesticidas presentes en nuestras carnes, frutas y verduras por muchas razones. Un creciente cuerpo de investigación del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS) afirma que los pesticidas en realidad pueden imitar las hormonas y así competir e interferir en la producción hormonal, lo cual causa estragos en el sistema endocrino en más del 60% de las mujeres que viven en granjas que usan pesticidas o trabajan con estos.

5. Envejecimiento

La menopausia podría señalar el final de su ciclo menstrual, pero ¿qué hay con ese lapso de intermedio? Debe saber que, a medida que se disminuye su producción hormonal (es decir, estrógeno), su ciclo cambia — y genera así períodos más frecuentes o infrecuentes, manchas, cambios de humor, antojos y un flujo más pesado.

6. Ejercicio extenuante

Probablemente haya escuchado hablar acerca de bailarinas, patinadoras profesionales o corredoras de distancia que no menstrúan (debido a una enfermedad llamada amenorrea y afecta la densidad ósea). Sin embargo, el atletismo severo de cualquier tipo puede interrumpir la producción de hormonas de fertilidad si tiene bajo peso y hace ejercicio extremo. Según un estudio de origen brasileño, aproximadamente la mitad de las mujeres que se ejercitan experimenta disturbios menstruales sutiles — mientras que una tercera parte ellas padece amenorrea. Incluso si se somete a un ejercicio vigoroso, su período puede volverse irregular. Si no menstrúa durante varios meses consecutivos, es prudente visitar a su médico.

7. Falta de sueño

Hay una buena razón por cual las mujeres que tienen horarios de trabajo irregulares o cambian de turnos constantemente sufren de falta de sueño y de periodos irregulares. De hecho, investigaciones sobre el sueño de la Clínica Ochsner de Louisiana hacen una correlación directa entre el reloj biológico del cuerpo, las hormonas de fertilidad y los niveles de melatonina, los cuales afectan la ovulación y la menstruación.

8. Medicamentos prescritos

Si sufre de una enfermedad autoinmune (como, por ejemplo,, lupus) o alguna afección de la glándula tiroides, podría notar cambios en su periodo debido a la medicación prescrita. Los medicamentos que afectan los niveles hormonales (por ejemplo, antipsicóticos o esteroides) pueden causar desequilibrios hormonales, los cuales incluyen a las hormonas reproductivas; se deshacen de su ciclo y de su regularidad, según un estudio del año 2011 publicado en el Diario de la Clínica Endocrinología del Metabolismo.

X