Enfermedades ESP

Ocho enfermedades generalmente mal diagnosticadas

Cuando una dolorosa indigestión, el dolor en las articulaciones u otros problemas de salud inexplicables permanecen durante semanas o meses, usted naturalmente hace una cita con su doctor para obtener respuestas. Sin embargo, ¿qué puede hacer cuando su médico es incapaz de identificar la fuente de su misteriosa enfermedad?

Aquí le presentamos ocho enfermedades que suelen dejar a los médicos rascándose la cabeza…

1. Fibromialgia

Ese misterioso dolor musculo esquelético, interrupciones en el sueño, cambios en el humor y la memoria y fatiga causados por la fibromialgia, a menudo dejan totalmente perplejos a los médicos. Esto también explica por qué la fibromialgia es a menudo un término general utilizado para diagnosticar a pacientes cuando no se puede encontrar una causa física para explicar su gran cantidad de síntomas. De hecho, una investigación de la Universidad de Yale reveló que el especialista al cual el paciente sea referido con frecuencia, influenciará el diagnóstico — por ejemplo, un gastroenterólogo probablemente diagnosticará SII, mientras un reumatólogo diagnosticará más a menudo fibromialgia, lo cual puede explicar por qué, según el Colegio de Médicos de los Estados Unidos, aproximadamente 5,8 millones de estadounidenses han sido diagnosticados con esta enfermedad.

2. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (ES) es otra enfermedad autoinmune en la que el cuerpo se ataca a sí mismo; en este caso, el sistema inmunitario ataca las células nerviosas, provoca lesiones en el cerebro y envía mensajes contradictorios entre el cerebro y el cuerpo — tales como síntomas de hormigueo, entumecimiento y debilidad en las extremidades. La EM sólo puede ser determinada mediante una resonancia magnética o una punción; ambas pruebas son costosas e intensivas.

3. Síndrome del intestino irritable

De manera frustrante, el Síndrome de Intestino Irritable (o SII) se diagnostica mediante una serie de eliminación, lo que significa que los médicos deben descartar todas las enfermedades potenciales relacionadas antes de mirar los criterios de diagnóstico para una diagnosis de SII, todo esto mientras el paciente sufre los síntomas crónicos de la afección que a menudo son unos debilitantes calambres abdominales, gases, distensión y brotes de diarrea seguidos de estreñimiento. Lamentablemente, reservar una evaluación formal de SII puede tomar mínimo 6 meses después de que un paciente visite al médico por primera vez con estas preocupaciones.

4. Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (o EII) golpea de una de estas dos maneras: ya sea mediante una enfermedad llamada Colitis Ulcerosa u otra conocida como Enfermedad de Crohn. El problema de diagnosticar pacientes con EII, según médicos del Programa de Medicina Investigativa de Yale, es que los síntomas de ambos males (dolor abdominal, estreñimiento y/o diarrea explosiva, inflamación, pérdida de peso y desnutrición) — a menudo simulan infecciones virales y daño en la vesícula biliar, lo cual hace que los médicos realicen las pruebas para eliminar esas preocupaciones primero antes de explorar un diagnóstico de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

5. Enfermedad de Lyme

A menos que desarrolle el revelador signo de sarpullido “ojo de buey” o localice una garrapata, los síntomas de la enfermedad de Lyme pueden ser muy desconcertantes. De hecho, los amplios síntomas — dolor articular, fiebre, cansancio, migrañas y rigidez — a menudo son confundidos con otras afecciones, como la EM. Y el médico generalmente trabajará para eliminar aquellas sospechas antes de hacerle el examen sanguíneo, a menudo fallido, para determinar si tiene los anticuerpos de Lyme en su sangre.

6. Enfermedad celíaca

Esta enfermedad inflamatoria es provocada por una reacción inmune al gluten; como resultado, hace estragos en el intestino cuando se consumen alimentos como trigo, centeno o cebada — lo cual causa picazón en la piel, pérdida repentina de peso, dolor en las articulaciones, dolores de cabeza y diarrea explosiva. Aunque una simple prueba de sangre puede identificar la enfermedad, seguida por una endoscopia para determinar el nivel de deterioro del intestino, a menudo puede tomar una década para que los pacientes celíacos obtengan un diagnóstico firme.

7. Lupus

Ojalá el sarpullido revelador del lupus fuera visible en todos los pacientes que sufren de esta enfermedad inflamatoria tan dolorosa. Sin embargo, la pigmentación color rojo que aparece como una mariposa con las alas abiertas en la nariz y mejillas de los pacientes, sólo es evidente en aproximadamente 40% de estos. Esto deja a los médicos confundidos por los síntomas generalizados — los cuales incluyen erráticos brotes de dolor en el riñón, en las articulaciones, los pulmones, el cerebro y problemas de la piel — hasta que una prueba de sangre y orina para diagnosticar el lupus sea realizada.

8. Artritis reumatoide

Similar a la fibromialgia, la artritis reumatoide (o AR) puede causar una colección de misteriosos achaques y dolores. La enfermedad autoinmune devasta las articulaciones con rigidez, dolor e inflamación similar a muchas otras enfermedades que a menudo tienen que ser descartadas en una serie de pruebas de eliminación e investigación del historial médico del paciente en primer lugar, antes de que un diagnóstico de AR pueda ser determinado.

X