Temblores ESP

Los 10 Tipos Más Comunes de Temblores

Un temblor implica oscilaciones musculares involuntarias e incontroladas en una o más partes del cuerpo — más típicamente en las manos, brazos, cabeza, cara, voz, abdomen o piernas.

Los temblores pueden ser el resultado de:

Trastornos neurológicos, tales como esclerosis múltiple, accidente cerebro-vascular o una lesión cerebral traumática, las cuales afectan ciertas partes del cerebro que controlan los músculos en todo el cuerpo.

Enfermedades neuro-degenerativas — que dañan o destruyen partes del tronco encefálico.

Abuso de alcohol o drogas.

O el efecto secundario de medicamentos.

Aunque los temblores no son mortales, estos son vergonzosos y crean dificultades cuando afectan las tareas diarias. Y porque hay tantos tipos de temblores, es a menudo difícil de distinguir uno del otro. Aquí están los diez tipos más comunes de temblores y los síntomas calificados para cada uno…

1. Temblor Esencial

El temblor esencial es la forma más común del temblor que afecta a la porción del cerebro llamado cerebelo o tálamo. Los temblores esenciales se desarrollan gradualmente, más a menudo comienzan a una edad mediana o posterior y afectan a las manos, lo que hace difícil agarrar o sostener objetos. Los temblores esenciales son causados y agravados por el estrés emocional o físico y la fatiga. Algunos estudios vinculan este temblor a la herencia, sin embargo, no hay ninguna evidencia concluyente de que se transmita por miembros de la familia.

2. Temblor Parkinsoniano

A pesar del nombre, los temblores parkinsonianos no afectan sólo a los pacientes con enfermedad de Parkinson. De hecho, esta forma de temblor puede causar estragos en los usuarios de drogas, aquellos con infecciones y con otros trastornos neuro-degenerativos. Este temblor hace que las manos se muevan descontroladamente en un movimiento denominado “píldora rodante” (ya que se asemeja a una píldora que se rueda entre los pulgares y los dedos) y “rueda” de un lado del cuerpo al otro. Al igual que otros temblores, los temblores parkinsonianos son a menudo provocados por el estrés.

3. Temblor Fisiológico

¡Puede sorprenderle el darse cuenta de que ha sufrido un temblor fisiológico! Este temblor común es motivado por demasiada cafeína, estrés, hipoglucemia o abstinencia del alcohol (resaca) aunque es apenas perceptible. Éste afecta las manos momentáneamente — típicamente cuando los dedos están completamente extendidos y desaparece cuando la causa básica (es decir, comer o la angustia) es eliminada.

4. Temblor Distónico

Un temblor distónico provoca que los músculos se contraigan causando una distorsión dolorosa en el cuerpo . Este tipo de temblor afecta con más frecuencia la postura al tratar de corregir la contracción muscular anormal que sólo empeora el temblor. Normalmente sólo se requiere descanso, inyecciones regulares de toxina botulínica atenuada o medicamentos (es decir, fármacos anticolinérgicos) que ayudan a aliviar las contracciones musculares.

5. Temblor Psicogénico

Los temblores psicogénicos son a menudo difíciles de diferenciar de otras formas de temblor. Es por eso que el diagnóstico principalmente está destinado a excluir otros tipos de temblores. Los síntomas de los temblores psicogénicos incluyen la aparición en situaciones estresantes y contracciones musculares inexplicables que afectan a diversas partes del cuerpo pero se alivian cuando la atención del paciente es desviada a otras cosas.

6. Temblor Ortostático

El temblor ortostático es típicamente causado por estar de pie, provocando contracciones musculares incontroladas en las piernas y el abdomen. Un temblor ortostático típicamente se distingue por la repentina inestabilidad que se produce poco después de levantarse. Y se calma en cuanto las personas vuelven a una posición sentada.

7. Temblor Cerebelar

El temblor cerebelar es un temblor que es causado por daño en las vías del cerebelo. Más típicamente ocurre con intención, lo que implica que es causado cuando la coordinación está llamada a — por ejemplo, agarrar un objeto, pulsar un botón o mantener la mano firme por cualquier motivo. El temblor se intensifica cuando la mano o el dedo está a punto de cumplir su objetivo (es decir, otra mano, objeto o botón).

8. Temblor Rubral

Los temblores rubrales son severamente lentos e impactantes ya que afectan el cuerpo en todas las direcciones con contracciones musculares repentinas e incontroladas, donde todo el cuerpo se vuelve rígido y la postura se desencajada. Por suerte, son una de las formas más raras de temblores y ocurren comúnmente después de un derrame cerebral, debido a que no existe ningún tratamiento simple, la rehabilitación o medicación puede aliviarlo o prevenirlo.

9. Temblor de Intención

El temblor de intención, como su nombre indica, es el resultado de la amplificación de la contracción muscular y el temblor aumenta a medida que el individuo promulga un movimiento deliberado y guiado visualmente. Cuando el individuo se mueve con la “intención”, el temblor ocurre verticalmente y en la dirección del movimiento, el objeto final es rebasado. Los temblores de intención son el resultado de la disfunción por daños en el cerebelo o sus vías (es decir, una lesión, esclerosis múltiple u otros trastornos degenerativos o metabólicos).

10. Temblor Palatal

Los temblores palatales se producen en el paladar blando o musculatura craneal, generalmente debido a las lesiones o daños en la médula oblonga (es decir, debido a una hemorragia o traumatismo en la zona). Cuando se produce un temblor palatal, los músculos faciales y de la boca se contraen rítmica e involuntariamente, y los músculos del paladar blando producen un angustiante sonido de clic.

X