Enfermedades ESP

Las seis epidemias más importantes que acecharán al mundo en este 2016

Malaria, cólera, zika y sarampión son algunas de las epidemias más comunes en los países del tercer mundo. Como consecuencia, los grandes organismos de salud del mundo ofrecen miles de vacunas y tratamientos accesibles y eficientes. Sin embargo, los casos que no son registrados pueden desatar brotes epidémicos y poner en riesgo al planeta entero.

Recientemente, Doctos Without Borders aseguró que las siguientes afecciones son las grandes protagonistas de este 2016 a nivel mundial…

1. Zika, chikungunya y SROM

El síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM), el chikungunya y el zika, que han sido noticia desde comienzos de 2016, han llegado a nuevos países. Al haber tan pocas medidas de prevención y tratamientos a disposición de esos lugares para combatir el virus del zika, identificar áreas vulnerables y ejercer medidas de control es clave.

Según Doctors Without Borders, el primer gran paso a seguir es crear conciencia y educar a las poblaciones afectadas para que sepan cómo prevenir los virus y cómo actuar cuando ya estén infectados. Además, la búsqueda de nuevos tratamientos y vacunas más eficientes continúa en marcha.

shutterstock_365761202

2. Sarampión

Doctors Without Borders reportó haber tratado aproximadamente 33.700 pacientes con sarampión durante todo el año 2014 y las vacunas administradas no han sido menos de 1.513.700. Si bien no existe otro tratamiento disponible para este virus altamente contagioso, el sarampión afecta a las poblaciones según su nivel socioeconómico. De hecho, los pacientes que viven en países que disponen de mayores ingresos se recuperan al cabo de semanas—mientras que las tasas de mortalidad asociadas con síntomas y complicaciones (infecciones respiratorias, neumonía, malnutrición y encefalitis) en los individuos afectados de países en desarrollo son del 20% en pleno brote del virus.

Si bien las vacunas del sarampión son bastante accesibles y seguras, los casos no registrados rápidamente podrían dar origen a una epidemia y a un resurgimiento mundial de esta enfermedad viral. La clave para prevenir las epidemias es identificar de inmediato un brote y poner en marcha las medidas rápidas.

measles

3. Meningitis

Los casos de meningitis— una infección viral, bacterial o fúngica que provoca inflamación de la médula espinal y el cerebro— se han ido incrementando gradualmente desde 2013, desde que Doctors Without Borders reportó brotes de la afección en Burkina Faso, Nigeria y un área africana conocida como “el cinturón de la meningitis”, que se extiende desde Etiopía hasta Senegal.

Por desgracia, las vacunas contra el meningococo C son muy poco accesibles y no se consiguen en dosis suficientes por falta de producción. La clave es lanzar campañas de vacunación durante la temporada de mayor vulnerabilidad (de diciembre a junio).

meningitis

4. Leishmaniasis visceral

Esta infección parasitaria conocida como leishmaniosis visceral ha resurgido en reiteradas ocasiones por diversos motivos— entre los que se incluyen cambios climáticos, desplazamientos geográficos y quiebres en los servicios de salud esenciales de las zonas de conflicto.

La leishmaniasis visceral, también conocida como kala-azar, fiebre dumdum o fiebre negra, es provocada por un parásito protozoario y se caracteriza por generar síntomas tales como pérdida de peso brusca, fiebre irregular, prurigo nodular, anemia e inflamación en el hígado y el bazo. Según Doctors Without Borders, las tasas de mortalidad en países en desarrollo, como Sudán, se han incrementado en un 100% en estos últimos dos años.

shutterstock_339023639

5. Malaria

Una investigación de Doctors Without Borders indica que la cantidad total de casos de malaria en el mundo se ha reducido. Sin embargo, tanto la resistencia a los insecticidas (mosquitos) y medicamentos contra la malaria como las amenazas estacionales siguen representando un riesgo de epidemia en áreas como Chad y la República Democrática del Congo.

En 2014, los tratamientos contra la afección se administraron en 2.114.900 pacientes mientras que unos 750.000 niños menores de 5 años fueron sometidos a quimioprevención por la malaria estacional. La misma fuente citada anteriormente asegura que los principales culpables son los virus transmitidos por mosquitos, la falta de medidas de prevención en las épocas de mayor contagio, el calentamiento global, el desplazamiento geográfico y la falta de acceso a tiempo a fármacos y tratamientos en áreas rurales remotas.

Malaria Outbreak

6. Cólera

En 2014, DWB reportó unos 46.900 tratamientos individuales de cólera. En total, hubo 16 brotes de infecciones gastrointestinales por beber agua a lo largo y a lo ancho de países como Haití, Nigeria, Camerún, República Democrática del Congo, Sudán del Sur y Níger.

El cólera se transmite por medio de agua y alimentos contaminados y es por eso que las áreas altamente pobladas con medidas sanitarias escasas son las más vulnerables, al igual que las poblaciones desplazadas y las que habitan en zonas de conflicto. La previsión es una forma clave para prevenir el cólera, ya que los brotes ocurren sólo cuando las medidas que se toman son escasas o tardan demasiado en ser aplicadas. Si se sospecha que puede llegar a ocurrir un brote, los centros de tratamiento rápidamente apuntan a controlar la infección con ayuda de vacunas orales.

Cholera
X