Dolor de garganta vs. faringitis estreptocócica: ¿Cuál es la diferencia?

Parece venir de la nada. Puedes sentir dolor en tu garganta al tragar, e incluso al hablar. ¿Pero a qué se debe el dolor de garganta? ¿Se trata de una irritación de algún tipo que desaparecerá por sí sola? ¿O se trata de una infección? Toda esta incertidumbre puede generar cierta ansiedad y confusión, ya que podría tratarse de algo más grave de lo que parece.

Conocer e identificar los síntomas del dolor de garganta te ayudará a decidir si necesitas acudir a un médico, o si solo basta con tomar unos remedios caseros para aliviarlo y esperar que desaparezca. Aquí tienes 12 cosas que debes tener en cuenta para saber si solo tienes dolor de garganta o, por el contrario, faringitis estreptocócica.

¿Qué es la faringitis estreptocócica?

Antes de que comencemos a comparar los síntomas del dolor de garganta “normal” y la faringitis estreptocócica, deberíamos explicar qué es esta última. Se trata de una infección bacteriana causada por estreptococos del grupo A que ocasiona inflamación de la garganta. Es una condición que puede afectar a personas de todas las edades, pero es más común entre los niños, ocasionando entre el 15 al 30% de los dolores de garganta en este grupo, de acuerdo a Healthline.

Este tipo de faringitis es muy contagiosa y se puede transmitir fácilmente al toser y estornudar, así como al compartir una bebida. Si tienes faringitis estreptocócica es muy probable que tengas más síntomas además del dolor de garganta.

La fiebre es muy común en la faringitis estreptocócica

Es posible que cuando te duele la garganta, sin importar su causa, sientas un poco de “calor” emanando desde el área por donde pasa el aire al respirar. Puede que también experimentes una sensación de quemadura en la garganta, la cual puede empeorar al tragar.

Sin embargo, si el culpable es el estreptococo, es probable que también tengas fiebre. Cedars Sinai explica que el estreptococo se acompaña de una fiebre mayor a 38.3 °C por más de dos días. Los expertos dicen que si tu hijo presenta una fiebre mayor a 38.3 °C sin síntomas típicos de gripe, entonces deberías llamar a tu doctor.

La faringitis estreptocócica puede ocasionar amigdalitis

Otra posible causa del dolor de garganta podría ser amigdalitis, caracterizada por la inflamación y enrojecimiento de las amígdalas o por la aparición de parches blancos y amarillos en estas últimas, de acuerdo a la Mayo Clinic. La infección es causada por una bacteria y es más frecuente entre los 5 y 15 años. Cuando es causada por virus suele ser más frecuente en niños más pequeños, reporta MedlinePlus.

La amigdalitis bacteriana puede venir acompañada de dificultad para respirar, y si no se trata a tiempo puede derivar en complicaciones como la fiebre reumática, de acuerdo a los expertos. Además, si ningún tratamiento funciona deberá considerarse remover las amígdalas quirúrgicamente.

Los dolores de garganta son muy comunes en los resfriados y gripes

Si tus únicos síntomas son dolor de garganta y fiebre (sin tos), entonces puede que tengas una infección por estreptococos. Sin embargo, el dolor de garganta puede ser un síntoma de la gripe o un resfriado. De hecho, la mayoría de los dolores de garganta son causados por infecciones virales, de acuerdo a WebMD.

Si tu dolor de garganta es producto de una gripe o un resfriado, entonces tendrás otros síntomas como congestión nasal, estornudos, tos y ojos llorosos, de acuerdo a la fuente. De hecho, el dolor de garganta puede ser la primera señal de que se avecina un resfriado, pero desaparecerá en un par de días.

La inflamación de los ganglios linfáticos suele acompañar al estreptococo

Palpa la parte frontal de tu cuello en caso de que te duela la garganta (incluyendo la parte bajo el mentón). ¿Se siente algo abultado que no debería estar ahí? Si es así, podría ser un signo de inflamación de los ganglios linfáticos, lo cual suele suceder en las infecciones estreptocócicas.

Los nódulos linfáticos suelen aumentar de tamaño cuando están combatiendo una infección, debido a un incremento en la acción de los glóbulos blancos, de acuerdo a la Cleveland Clinic. Sin embargo, es posible que la inflamación de los ganglios se deba a un resfriado, gripe, sinusitis o incluso mononucleosis, de acuerdo a la fuente.

Las infecciones virales pueden ser similares a las de estreptococos

Si bien algunos de los causantes del dolor de garganta no ocasionan fiebre, hay un virus llamado coxsackie  que puede dar origen a un fiebre moderada e incluso dificultad para tragar, de acuerdo a HealthyChildren.org. Este virus está más activo durante los meses de verano y otoño, menciona la fuente, destacando que también está relacionado con la enfermedad de manos, pies y boca, la cual ocasiona la aparición de ampollas en manos y pies (y algunas veces en la garganta).

Si bien es cierto que las personas se pueden infectar con estreptococos en cualquier momento del año, algunas fuentes mencionan que es más común durante el invierno y la primavera. Es importante mantenerse atento a los signos de estas enfermedades y acudir a un doctor en caso de no estar seguro.

Un doctor sabe reconocer la diferencia

Si no estás 100% seguro de a qué te estás enfrentando, no importa si es un dolor de garganta por un resfriado o algún signo de infección estafilocócica, entonces tu doctor puede averiguarlo rápidamente, pero no basta con solo verlo.

Los doctores utilizan algo llamado prueba rápida de antígenos para estreptococos, con la cual toman una muestra de tu garganta con un algodón y hacen la prueba, de acuerdo al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Si eso no arroja ningún resultado concluyente, se hace un cultivo bacteriano, el cual detecta el crecimiento de colonias de estreptococos, de acuerdo a la fuente.

Los antibióticos son perfectos para combatir al estreptococo

Si tu doctor concluye que tu dolor de garganta está siendo causado por estreptococos, entonces te prescribirá antibióticos (a menudo amoxicilina, de acuerdo al CDC). Esto debería ser una solución bastante rápida y efectiva, siempre y cuando no seas alérgico a los antibióticos utilizados para tratar estas infecciones (en caso de que lo seas, no olvides avisarle a tu médico)

Sin embargo, los antibióticos no servirán de nada si el causante no es una bacteria. El CDC menciona que en algunos casos la prueba rápida puede dar positivo incluso si el causante es otro agente. En este caso, es posible que solo seas un portador de estreptococos (sin ningún síntoma) y en realidad el causante sea un virus, los cuales no responden a antibióticos.

Los remedios caseros no son buenos para tratar las infecciones estreptocócicas

Puedes probar varios remedios naturales para calmar el dolor de garganta, como miel, té (la manzanilla es la mejor), gárgaras con agua salada e incluso agregar una cucharada de vinagre de sidra de manzana al agua tibia y beber la solución. Sin embargo, si tu dolor de garganta es causado por estreptococos, quizás debas pensarlo dos veces.

Esto no quiere decir que ciertos remedios caseros no sean buenos para aliviar el dolor de garganta de origen bacteriano (aunque los antibióticos siempre serán la mejor opción). Mayo Clinic explica que en caso de faringitis estreptocócica debes guardar reposo, beber mucha agua y comer alimentos fáciles de tragar, como sopas. Los analgésicos pueden ofrecer un alivio temporal, añade. Sin embargo, es mejor acudir a un médico si los síntomas (incluyendo fiebre) persisten por más de un par de días.

Las infecciones estreptocócicas traen consigo ciertas complicaciones

El dolor de garganta ocasionado por un resfriado o una gripe desaparecerá en el transcurso de una semana, mientras que la faringitis estreptocócica sin tratamiento puede complicarse bastante, de acuerdo a MedicineNet.com. Además de fiebre reumática, entre las complicaciones podemos encontrar infecciones del oído medio, meningitis, neumonía o síndrome del shock tóxico, el cual es muy raro pero puede ocasionar falla orgánica, de acuerdo a la fuente.

También existe algo llamado glomerulonefritis post estreptocócica, la cual puede afectar los riñones después de una faringitis estreptocócica y cuyo mayor grupo de riesgo son los niños menores de siete años, de acuerdo a la fuente. El tratamiento para la faringitis no impide la aparición de esta complicación, pero suele desaparecer después de algunas semanas, añade la fuente.

Otras causas del dolor de garganta

Si bien es posible que tu dolor de garganta sea causado por estreptococos o algunos virus, también hay otras causas para las molestias que sientes, de acuerdo a Healthline.

Por ejemplo, puede que sufras de alergia al polen o al pelo de animales, los cuales pueden irritar los ojos y la garganta, de acuerdo a la fuente. El dolor de garganta también puede ser señal de que el aire está muy seco (prueba colocar un humidificador), o podría ser producto de irritantes como el humo de cigarrillos, productos de limpieza o contaminación. Tu doctor también podría hacer un chequeo para descartar la enfermedad por reflujo gastroesofágico o en algunos casos más raros, un tumor laríngeo.

Las medidas adecuadas pueden prevenir el dolor de garganta

Puedes evitar que otros sufran de dolor de garganta, sea cual sea la causa, con ciertos hábitos, como por ejemplo cubrirse la boca al toser o estornudar, lavarse las manos frecuentemente y evitar compartir vasos o utensilios.

Si tienes una infección respiratoria (como gripe), el CDC recomienda quedarse en casa si estás tosiendo o estornudando frecuentemente, o si tienes vómitos o diarrea. Para las infecciones por estreptococos, deberías quedarte en casa hasta que la fiebre haya pasado y hayas estado tomando antibióticos por al menos 24 horas, de acuerdo a la fuente. Si bien hay una vacuna para la gripe estacional, aún no existe una para el estreptococo.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X