Causas más comunes de la presión arterial baja

Los medios de comunicación y el mundo de la medicina hacen mucho hincapié en la hipertensión, dado que puede provocar ciertos problemas importantes (como derrames cerebrales o ataques al corazón). Sin embargo, hay un número considerable de estadounidenses que se enfrentan al problema contrario: la presión arterial baja (o hipotensión).

Sin embargo, lo que algunas personas pueden desconocer es que la presión arterial baja puede ser igual de peligrosa, ya que -según MedicineNet– la falta de flujo sanguíneo a los órganos principales puede causar ataques cardíacos, insuficiencia renal o, incluso, la muerte. Aparte de los síntomas potencialmente graves, he aquí 12 posibles causas de la presión arterial baja

1. Desequilibrios hormonales

La Clínica Mayo (Mayo Clinic) explica que los “problemas endocrinos” pueden provocar una presión arterial baja. Entre estas afecciones (algunas de ellas vinculadas a la glándula tiroides que controla muchas de las funciones del organismo), se encuentra la enfermedad paratiroidea.

La enfermedad de Addison (insuficiencia suprarrenal) también es una posible causa. La fuente incluye un par de problemas de salud más en la categoría de mal funcionamiento endocrino, entre ellos: el bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia) y la diabetes.

2. Ciertos medicamentos

El NHS del Reino Unido explica que algunos medicamentos recetados podrían ser la causa de su presión arterial baja. Por ejemplo, los betabloqueantes destinados a tratar problemas del corazón pueden tener un impacto negativo en la presión arterial, explica la fuente.

Otros medicamentos que se han relacionado con la hipotensión son los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA, por su abreviación), los diuréticos e incluso algunos antidepresivos, añade la fuente. Hable con su médico si está tomando un nuevo medicamento o ha cambiado su dosis, y experimenta síntomas relacionados con la presión arterial baja (como mareos).

3. La enfermedad de Parkinson

WebMD explica que los pacientes que padecen Parkinson -caracterizado por temblores- también podrían experimentar mareos asociados a una presión arterial baja. La fuente explica que la sensación de mareo que se tiene al levantarse demasiado rápido -conocida como hipotensión ortostática- es común entre los pacientes con Parkinson.

WebMD también señala que esta hipotensión puede ser un síntoma de la propia enfermedad, o podría ser provocada por un medicamento destinado a tratar el Parkinson. “Casi cualquiera de los fármacos comúnmente recetados para la enfermedad de Parkinson puede causar o empeorar el mareo”, explica la fuente.

4. Lesión medular

Un artículo en Nature.com examina la hipotensión ortostática tras una lesión medular (LM, por su abreviación). “Numerosos informes clínicos han sugerido que el control inestable de la presión arterial en individuos con LM podría ser responsable de su mayor mortalidad cardiovascular”, señala la fuente.

La fuente explica que el mecanismo de regulación de la presión arterial puede verse alterado tras una lesión medular. Es lo que se denomina “hiperactividad simpática”, la cual puede dar lugar a una presión arterial baja en reposo y a una pérdida de adaptabilidad de la presión arterial, añade la fuente.

5. Shock séptico

También conocida como “sepsis”, es el resultado de una infección y -según Healthline– puede poner en peligro la vida del paciente. Cuando la infección se agrava, puede afectar al funcionamiento de los órganos vitales de una persona, añade la fuente.

Entre los muchos síntomas (probablemente los menos agradables) del shock séptico, que incluyen fiebre alta, delirio y dificultades respiratorias (estos dos últimos síntomas están relacionados con el shock séptico grave), la presión arterial muy baja “que no responde a la reposición de líquidos” es otro signo. Lo que nos lleva a nuestra siguiente posible causa…

6. Deshidratación

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) explica que un síntoma de presión arterial baja es la sed extrema, la cual indica deshidratación. “La deshidratación puede provocar a veces un descenso de la presión arterial. Sin embargo, la deshidratación no indica automáticamente una presión arterial baja”, explica la fuente.

Sin embargo, un problema asociado a la deshidratación (hay muchos otros) es el bajo volumen sanguíneo, lo que significa que la presión arterial caerá en picada. El bajo volumen de sangre también puede ser el resultado de una hemorragia (externa o interna) causada por una lesión, añade la fuente.

7. Deficiencias nutricionales

La Clínica Mayo afirma que la falta de componentes clave en la dieta puede provocar una presión arterial baja. En particular, si no toma suficiente vitamina B12 y folato, puede desarrollar anemia (la cual está relacionada con la hipotensión).

La anemia es la falta de producción de glóbulos rojos y hemoglobina, que son los encargados de transportar el oxígeno por todo el cuerpo. Existen diferentes formas de anemia, pero los síntomas de todas ellas pueden incluir sensación de cansancio, debilidad y piel pálida, entre otros signos.

8. Estrés

A menudo asociamos el estrés con pulsaciones aceleradas, rostros enrojecidos y presión arterial alta, pero el Better Health Channel, de Australia, señala que el estrés severo puede ser en realidad la causa de una fuerte caída de la presión arterial.

La fuente enumera el estrés emocional, el miedo, la inseguridad y el dolor como posibles culpables de la presión baja, y también enumera estos factores como la razón principal de los desmayos (los cuales son bastante comunes cuando la presión arterial baja demasiado).

9. Embarazo

Sentir síntomas de presión arterial baja puede ser consecuencia de estar embarazada, explica la Clínica Mayo. La fuente explica que el “sistema circulatorio se expande rápidamente” para acomodar al feto durante el embarazo, y su presión arterial probablemente caerá como resultado.

La buena noticia es que esto es normal durante el embarazo, y la fuente dice que su presión arterial probablemente volverá a sus niveles anteriores al embarazo después de que haya nacido el bebé. En realidad, es más probable que se produzca hipertensión durante el embarazo (la cual no suele presentar muchos síntomas, si es que presenta algún síntoma en lo absoluto), por lo que es conveniente que un médico la controle.

10. Pérdida de sangre o hemorragia interna

MedicineNet explica que la pérdida de sangre -ya sea interna o por una herida externa- puede provocar un descenso de la presión arterial. Esto puede ser el resultado de una úlcera estomacal sangrante, o de una laceración grave, añade la fuente.

MedicineNet dice que, cuando su cuerpo detecte que la presión arterial ha bajado, responderá para compensar el déficit acelerando los latidos del corazón, aumentando la potencia de las contracciones cardíacas y estrechando las venas para devolver más sangre al corazón. Por supuesto, está de más aclarar que si las lesiones son graves y hay pérdida de sangre, hay que buscar atención médica.

11. Reacción alérgica grave

También conocido como “shock anafiláctico”, este tipo de reacción (por ejemplo, debida a la ingestión de cacahuetes o a la picadura de una abeja) puede hacer que aumente el ritmo cardíaco de quienes presencian el episodio. Sin embargo, en el paciente, la alergia puede provocar una peligrosa caída de la presión arterial, señala Australia Wide First Aid.

La fuente explica que, durante una reacción anafiláctica, el cuerpo liberará ciertas sustancias químicas (incluida la histamina) las cuales terminarán en las células y en los tejidos. La histamina puede hacer que los vasos sanguíneos se ensanchen, lo que provocará una caída “repentina y grave” de la presión arterial, explica la fuente.

12. Enfermedades del corazón

Probablemente no sea una gran sorpresa que, si su órgano responsable de bombear la sangre no funciona correctamente, su presión arterial puede verse afectada. MedicineNet.com dice que puede tener el músculo cardíaco debilitado por uno o varios infartos.

Según la Clínica Mayo, otras afecciones cardíacas que pueden afectar la capacidad del órgano para bombear sangre incluyen: una frecuencia cardíaca muy baja, denominada “bradicardia”; problemas en las válvulas cardíacas; ataque cardíaco; e insuficiencia cardíaca.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X