Causas comunes de la micción frecuente

La micción frecuente se da cuando necesitas miccionar más de lo usual. No hay reglas estrictas para determinar cuánto es lo normal. Pero cuando la necesidad de miccionar se incrementa al punto de causar problemas o dolor, claramente hay un problema subyacente que debe abordarse. Para algunas personas, la frecuencia con la que necesitan miccionar les causa estrés y ansiedad, especialmente si no tienen un baño cerca.

Hay muchas causas para la micción frecuente, que pueden controlarse o curarse con el tratamiento médico adecuado. En este artículo, discutiremos muchas de esas causas y tratamientos. No dejes que la micción frecuente interfiera con tu vida. Si tus visitas al baño están causando problemas, abórdalos de inmediato para volver a la vida que siempre has disfrutado.

Infección del tracto urinario

Una infección del tracto urinario (ITU) es una de las causas más comunes de micción frecuente, especialmente en las mujeres. Según SQUMJ, del 50 al 60 por ciento de las mujeres van a experimentar una ITU en algún momento de sus vidas. Ellas son más propensas a las infecciones urinarias, ya que su uretra es más corta en comparación a la de los hombres. “Cuando tienes una ITU, una infección externa ingresa al cuerpo y causa inflamación (hinchazón) en tu aparato urinario”, reporta la Clínica Cleveland.

Tienes mayor riesgo de desarrollar una ITU si no bebes suficientes líquidos, si retienes las ganas de miccionar por largos periodos de tiempo, o te limpias el trasero de manera incorrecta. La mayor parte de ITU son causadas por infecciones bacterianas y pueden ser tratadas con antibióticos. Tendrás que pedirle a tu doctor que te brinde el diagnóstico y la receta. Así que no dudes en hacer esa llamada telefónica si sospechas tener una ITU.

Problemas de próstata

La próstata es una glándula pequeña en los hombres que produce semen. Cuando la próstata se agranda debido a una infección o alguna otra causa, puede provocar la necesidad de miccionar con frecuencia. Una de las causas del agrandamiento de la próstata es debido a una hiperplasia prostática benigna (HPB), que es una condición tratable con la ayuda de un doctor.

Una infección de la próstata (prostatitis) es generalmente causada por una infección bacteriana tratable. Esta infección causa micción dolorosa y frecuente. Es más común en hombres con menos de 50 años y también puede generar orina turbia, síntomas similares a los de una gripe, y sangre en la orina, dice la Clínica Mayo.

Si piensas que tienes prostatitis o cualquier otro problema de próstata, contacta a tu doctor. Quizás sea incómodo hablar de tus síntomas, pero no tratar la afección puede generar problemas más severos.

Diabetes Insípida

La diabetes insípida (DI) es una condición poco común que causa un imbalance de fluidos en el cuerpo. Las personas con DI experimentan sed extrema y ganas frecuentes de miccionar. La hormona antidiurética (HAD) se produce y almacena en el cerebro. Si hay daño en esa parte del cerebro o si los riñones no responden adecuadamente a la HAD, es posible que la micción aumente, indica la Clínica Mayo.

El tratamiento de DI se enfoca usualmente en la causa del problema. La diabetes insípida tiene varias causas, así que tu doctor tendrá que hacer una evaluación y es posible que necesite pruebas adicionales. Hay medicamentos y cambios en la alimentación que se pueden hacer para corregir los desequilibrios de líquidos y ayudarte a llevar una mejor vida.

Problemas de nervios

Si haz sufrido de un ataque cerebrovascular u otra enfermedad neurológica que hace que tus nervios no funcionen de manera correcta, puede que tengas que miccionar con frecuencia. Según WebMD: “El daño a los nervios que irrigan la vejiga puede causar problemas con la función de la misma, entre ellos están las ganas frecuentes y repentinas de miccionar”.

Las lesiones de la médula espinal tienden a provocar problemas en la vejiga tales como retención urinaria o vejiga hiperactiva. Cuando ciertos lugares de la médula espinal se lesionan, se puede bloquear la señal del cerebro a la vejiga, lo que provoca los cambios urinarios. Cualquier persona que haya sufrido una lesión en la médula espinal debe trabajar con especialistas que puedan ayudarlos a aprender cómo manejar este cambio, para que puedan llevar la vida lo más normal posible.

Cafeína

La mayor parte de personas que beben café de manera regular saben que tienen que ir al baño un poco más a menudo que sus amigos que no beben café. Pero ¿sabías que es por la cafeína?. La cafeína es un diurético natural, esto significa que es una droga que aumenta la frecuencia de la micción. También puede aumentar tu necesidad de miccionar si consumes cantidades excesivas. Tres a cuatro tazas de café equivalen de 400 a 450 mg de cafeína, lo que es considerado un exceso.

“Se cree que la cafeína tiene un efecto directo sobre el músculo liso de la vejiga. Puede irritar los tejidos de la vejiga y potencialmente causar una contradicción involuntaria. Esto puede contribuír a la incontinencia de urgencia”, informa el Hospital St. Joseph. Si bebes demasiado café, deberías comenzar a disminuir tu consumo a media (1/2) taza al día aproximadamente para evitar efectos secundarios, como dolores de cabeza.

Vaginitis

Para las mujeres, la vaginitis puede ser más que una condición molesta y puede provocar la necesidad de miccionar con frecuencia. Según Health Partners, la vaginitis es una afección en la que la vagina o la vulva se inflaman y causan dolor. Generalmente es causada por una infección o puede ocurrir durante la menopausia debido al cambio de niveles de estrógeno. Puedes experimentar dolor al miccionar y tener un flujo vaginal blanco y espeso que tiene mal olor.

Para tratar la vaginitis, tu médico determinará la causa (infección o algo más) y luego tratará la causa subyacente. Si se debe a una infección, se puede recetar un antibiótico. Hablar con tu médico sobre la vaginitis puede ser incómodo, pero es importante recibir tratamiento para evitar complicaciones adicionales.

Embarazo

Seguramente la mayor parte de mujeres embarazadas te dirán que uno de los síntomas del embarazo es un aumento en la frecuencia urinaria. “Durante el embarazo, la vejiga se va aplastando a medida que el bebé ocupa más y más espacio dentro de tu cuerpo. La micción frecuente es un síntoma normal y muy común del embarazo”, informa la Clínica Cleveland. Según la fuente, las mujeres embarazadas verán que normalmente se experimenta más frecuencia urinaria entre el primer y tercer trimestre.

La micción frecuente es un “efecto secundario” normal del embarazo y no es motivo de preocupación. Unas pocas semanas después del nacimiento del bebé, el cuerpo de la mujer debería volver a su estado urinario previo al embarazo. La Clínica Cleveland menciona que después del parto, las mujeres deberían intentar hacer los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico, lo que puede ayudar a evitar problemas de vejiga, como la incontinencia urinaria.

Medicamentos diuréticos

Los medicamentos diuréticos (también conocidos como “píldoras de agua”) están diseñados para eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Esto provoca la micción frecuente, que de hecho es el efecto deseado. Los doctores prescriben diuréticos para personas con presión arterial alta, insuficiencia cardíaca, disfunción renal y varias otras afecciones. Es importante que sigas la receta como el doctor indica, para ayudar a controlar tu condición.

Los diuréticos más comunes son la furosemida, la clorotiazida, y la hidroclorotiazida. Tu doctor te recetará uno o más según tu afección subyacente y según la cantidad de líquido que debe ser purgado (diuresis). Los diuréticos pueden hacer que sienta sed, y está BIEN beber líquido siempre que tu doctor no te haya pedido restrinjirlos.

Síndrome de vejiga hiperactiva

El síndrome de vejiga hiperactiva (OAB, por sus siglas en inglés) es una causa muy común de frecuencia urinaria. De acuerdo a Healthline, la “Asociación Americana de Urología ha identificado a 33 millones de americanos que padecen de vejiga hiperactiva. Esto afecta aproximadamente al 40 por ciento de todas las mujeres en los Estados Unidos”. La fuente continúa diciendo que una vejiga hiperactiva tiende a ser en realidad el síntoma o uno de los síntomas de una condición que resulta en frecuencia urinaria.

Algunos de los otros síntomas que puedes experimentar si tienes una vejiga hiperactiva son: la necesidad repentina de miccionar, experimentar nocturia (necesidad de miccionar dos o más veces por la noche) y tener que miccionar ocho o más veces al día. Si tienes cambios urinarios, asegúrate de informarlos a tu médico para que se puedan explorar las afecciones subyacentes.

Diabetes

La diabetes no diagnosticada o pobremente manejada puede llevar a miccionar con frecuencia. La Clínica Cleveland indica que “en la diabetes tu cuerpo no controla la cantidad de azúcar dentro de él, la cual los riñones deben limpiar. A medida que los riñones hacen un sobreesfuerzo para filtrar la sangre, hay más liquido que debe salir del cuerpo”. Es como un patrón cíclico de aumento de frecuencia urinaria, en el cual se bebe más para mantenerse hidratado, pero luego aumentan las ganas de miccionar.

Cualquier persona con diabetes debe estar bajo supervisión médica. Esta es una condición crónica que puede tener efectos negativos de por vida. La micción frecuente es una señal de que tu diabetes no está bien controlada y es posible que se necesiten hacer cambios en tu medicación.

Cistitis intersticial

La cistitis intersticial es una condición de la vejiga que resulta dolorosa y provoca la necesidad frecuente de miccionar. Es causada por la irritación de los músculos dentro y alrededor de la vejiga. No siempre se conoce la causa de tal irritación, y los síntomas pueden variar en cada persona. Según Health Partners, quienes padecen de cistitis intersticial “normalmente orinan en pequeñas cantidades, y a menudo, sienten que todavía tienen ganas de miccionar, incluso justo después de haber ido al baño”.

Otro nombre para la cistitis intersticial es síndrome de vejiga dolorosa (PBS por sus siglas en inglés). Este nombre fue asignado debido al dolor y la presión que experimentan los pacientes en la pelvis y en la parte inferior del abdomen.

Ansiedad

La ansiedad es el transtorno mental más común en los Estados Unidos. Cierto nivel de ansiedad es normal según tus experiencias de vida y lo que sucede a tu alrededor. Pero, cuando tu ansiedad interfiere con tu vida diaria, puede convertirse en un diagnóstico médico. Las personas que sufren de ansiedad no solo tienen manifestaciones mentales de su condición, sino que también experimentan cambios físicos. Uno de estos cambios es la micción frecuente.

La frecuencia urinaria por ansiedad puede ser el resultado de la respuesta de lucha o huída de tu cuerpo, informa Health Partners. Si experimentas ansiedad, es imporante hablar con tu médico. Esta es una condición altamente tratable que puede tener graves efectos secundarios si no se trata.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X