Causas Comunes de La Diarrea

Después de un festín especialmente graso o de un ataque de gripe, la diarrea suele presentarse con gases, hinchazón e incomodidad. Un episodio de esto suele consistir en deposiciones sueltas y acuosas que aparecen repentinamente y te hacen dudar de estar lejos de un baño.

Normalmente, la diarrea ocurre debido a un virus, como la gripe estomacal, en el sistema digestivo, y no dura más de unos días. Sin embargo, la afección prolongada o frecuente puede indicar otras enfermedades crónicas en el intestino grueso (o colon).

Aquí están las 12 causas más comunes de la diarrea…

1. Infección Bacteriana o Viral

Las infecciones por bacterias, virus o parásitos normalmente causan una diarrea repentina (clínicamente conocida como diarrea aguda). La Clínica Mayo enumera el virus de Norwalk, el citomegalovirus, el rotavirus y la hepatitis viral como algunas de las infecciones virales más comunes que causan diarrea. Otra de las más comunes es el norovirus. Health.com señala que se han producido varios brotes de este virus en espacios cerrados, como cruceros, residencias de ancianos, escuelas y prisiones, porque se propaga muy rápidamente de persona a persona. Por suerte, los parásitos intestinales de origen viral tienden a desaparecer del organismo en pocos días.

Al igual que las infecciones virales, hay muchas infecciones bacterianas que pueden entrar en el organismo a través del agua o los alimentos contaminados (las infecciones del aparato digestivo que se propagan a través de los alimentos o el agua se denominan enfermedades de transmisión alimentaria). El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón (NIDDK) lista a Campylobacter, la Escherichia coli, la Salmonella y la Shigella como las más comunes que causan diarrea.

Las infecciones bacterianas no desaparecen rápidamente por sí solas sin tratamiento. El NIDDK también señala que algunas personas pueden tener problemas para digerir ciertos alimentos como los hidratos de carbono, la lactosa o las proteínas, tras sufrir una infección.

2. Intoxicación Por Alimentos

Te darás cuenta rápidamente después de leer esta lista, de que el agua y los alimentos contaminados son las principales puertas de entrada para que las bacterias, los virus y los parásitos encuentren su camino en tu cuerpo y causen diarrea. También pueden provocar vómitos y malestar estomacal.

Los culpables más comunes son E. coli, Salmonella, Campylobacter, Shigella y Listeria. Estas bacterias se encuentran comúnmente en los alimentos, como los huevos, las carnes crudas y poco cocinadas, el marisco, la leche no pasteurizada y las verduras crudas. También pueden introducirse en los alimentos que no estén adecuadamente almacenados.

Siempre asegúrate de lavar bien los productos antes de consumirlos. Tienes que ser aplicado a la hora de cocinar la carne, las aves y el pescado. Siempre tienes que lavarte bien las manos antes y después de manipular los alimentos, y asegurarte de limpiar cualquier superficie que haya estado en contacto con estos.

3. Diarrea del Viajero

La diarrea del viajero es un término que se ha acuñado debido al hecho de que muchas personas se enferman de diarrea aguda cuando viajan al exterior. Otro apodo es “la venganza de Moctezuma”, dice Health.com. Al igual que muchas de las otras causas de esta lista, la diarrea del viajero se produce por comer alimentos o beber agua que han sido contaminados con bacterias, virus o parásitos. Suele ocurrir porque tu cuerpo no está acostumbrado a los microbios que se encuentran en otros países y, dependiendo de dónde te encuentres, sus prácticas de higiene pueden ser diferentes.

Hay muchas medidas que un viajero puede tomar para evitar la diarrea. “Normalmente, el consejo es tener cuidado: Si no puedes pelarlo, no lo comas. No consumas agua del grifo ni hielo”, dice a Health.com el doctor Lawrence Schiller, ex presidente del Colegio Americano de Gastroenterología. Asegúrate de que la comida está bien cocinada, toma bebidas embotelladas, no te cepilles los dientes con agua del grifo, no comas de vendedores ambulantes y pregunta a un médico por los antibióticos profilácticos u otros medicamentos antes de viajar.

4. Intolerancia Alimenticia

Una de las intolerancias alimenticias más comunes es la intolerancia a la lactosa, un azúcar (lactosa) que se encuentra en todos los productos derivados de la leche. “Las personas que tienen dificultades para digerir la lactosa tienen diarrea después de consumir productos lácteos”, dice la Clínica Mayo. Esta intolerancia alimentaria puede empeorar con la edad, ya que los niveles de enzimas que ayudan a digerir la lactosa descienden después de la infancia, explica la fuente.

Otra intolerancia alimenticia común es a la fructosa (el azúcar que se encuentra en las frutas y la miel), que a veces se añade a ciertas bebidas como los refrescos, así como a los edulcorantes artificiales como el sorbitol, el xilitol y el manitol, que suelen encontrarse en los chicles y otros productos sin azúcar. Pueden causar diarrea en personas por lo demás sanas, dice la Clínica Mayo.

La alergia a la soja, granos de cereales, huevos y mariscos también puede causar diarrea.

5. Gripe Estomacal

La gripe estomacal, también conocida como gastroenteritis, es causada por un virus. Aunque se conoce como gripe estomacal, no es causada por la gripe (influenza). Los virus más comunes de la gripe estomacal son el rotavirus y el norovirus. “La gastroenteritis también puede ser causada por una bacteria o un parásito. Por lo general, puedes curar tu gripe estomacal con tratamiento casero “, dice VeryWell Health.

Los niños pequeños, los ancianos o cualquier persona con un sistema inmunológico comprometido deben ser monitoreados cuidadosamente, porque tienen un mayor riesgo de deshidratarse mientras están enfermos. Mantente atento ante cualquier otra complicación.

6. Ciertos Medicamentos

Irónicamente, un medicamento utilizado para tratar y curar nuestro cuerpo, como los antibióticos, puede causar diarrea. Esto ocurre porque los antibióticos están diseñados para destruir tanto las bacterias buenas como las malas del cuerpo, lo que altera el equilibrio natural de las bacterias en los intestinos, dice la Clínica Mayo. Como resultado, esto aumenta las posibilidades de que una persona se infecte con Clostridium difficile.

Otros medicamentos conocidos por causar diarrea son los fármacos contra el cáncer, ciertos medicamentos para la presión arterial y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), así como los antiácidos con magnesio.

7. Síndrome del Intestino Irritable

El síndrome del intestino irritable (SII) es una de las principales causas de la diarrea. Este trastorno gastrointestinal provoca una serie de síntomas que con frecuencia se presentan al mismo tiempo, incluyendo hinchazón, diarrea, estreñimiento y malestar general. Health.com explica que los síntomas asociados a esta condición varían según la persona. Algunas personas con SII experimentan más diarrea, mientras que otras tienden a tener más estreñimiento. Lo más frecuente es que las personas con SII alternen ambos síntomas.

Aunque se desconoce la causa exacta del SII, los expertos creen que existe alguna conexión con la forma en que el cerebro se comunica con el intestino, así como con los cambios en el equilibrio de las bacterias intestinales. Lamentablemente, no hay mucho que una persona pueda hacer contra el SII, excepto tomar medicación para mantener los síntomas a raya y llevar un diario alimentario para saber qué alimentos pueden estar desencadenando sus síntomas. Se sabe que ciertos alimentos (por ejemplo, la comida rápida o los alimentos muy procesados) empeoran los síntomas.

8. Enfermedad Inflamatoria Intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es comúnmente confundida con el síndrome del intestino irritable (IBS) muy probablemente debido a que sus nombres son muy similares. Sin embargo, son completamente diferentes (para saber más sobre sus diferencias, lee nuestro artículo sobre Todo lo que Hay que Saber Sobre el Síndrome del Intestino Irritable vs. La Enfermedad del Intestino Irritable). Las personas que padecen EII tienen daños estructurales o algún tipo de daño físico en su sistema digestivo. También se utiliza como un término general para afecciones como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Health.com explica que ambas afecciones provocan la inflamación del tracto digestivo, lo que inhibe la capacidad del organismo para absorber y suministrar nutrientes.

Aunque estas dos afecciones son bastante diferentes, la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del tracto gastrointestinal, mientras que la colitis ulcerosa sólo afecta al revestimiento del colon, ambas resultarán en diarrea. “Los expertos no están seguros de las causas de las dos condiciones, pero parece que la genética y el sistema inmunológico están implicados”, escribe la fuente. No hay cura ni tratamiento realmente eficaz para ninguna de las dos enfermedades. Si te diagnostican la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, es probable que tu médico te haga probar diferentes dietas y medicamentos para aliviar los síntomas.

9. Enfermedad Celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune que afecta sólo al 1 por ciento de la población, señala Health.com. Al igual que el síndrome del intestino irritable (SII), los expertos no están seguros de cuál es la causa de la enfermedad celíaca, pero está claro que los síntomas empeoran cuando las personas que la padecen comen gluten, un tipo de proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Uno de los síntomas más comunes asociados a la enfermedad celíaca es la diarrea. Otros síntomas incluyen hinchazón, fatiga, náuseas, vómitos, estreñimiento, gases y pérdida de peso.

La mejor manera de tratar la enfermedad celíaca es seguir una dieta sin gluten. Esto es importante porque los efectos de la enfermedad celíaca pueden ser extremadamente perjudiciales. La enfermedad celíaca puede provocar “daños en el revestimiento del intestino, anemia y dificultad para absorber todos los nutrientes que necesitas”, escribe Health.com. Una vez que una persona elimina el gluten de su dieta, sus síntomas deberían atenuarse, incluida la diarrea.

10. Parásitos

Los parásitos son pequeños organismos como virus o bacterias que entran en el cuerpo a través de los alimentos o el agua y se instalan en el tracto digestivo, explica el NIDDK. Alguien infectado por un parásito probablemente lo haya contraído durante un viaje, en el pescado crudo o poco cocinado, o en la carne vacuna o de cerdo poco cocida. Una vez infectado, este puede causar diarrea. Los parásitos que son conocidos por causar diarrea son Cryptosporidium enteritis, Entamoeba histolytica y Giardia lamblia.

Sean Drake, MD, internista general del Sistema de Salud Henry Ford en Sterling Heights, Michigan, le cuenta a Health.com que algunas infecciones son peores que otras, y que es muy importante buscar atención médica si notas sangre en las heces o si la diarrea dura mucho tiempo.

11. Trastornos Endocrinos

Los trastornos endocrinos son conocidos por alterar las hormonas del cuerpo, lo que puede resultar en diarrea. Uno de los trastornos endocrinos más comunes es la diabetes. “[En cualquier parte] entre el 20 y el 25 por ciento de las personas con diabetes de larga duración tienen diarrea crónica, sobre todo si no se cuidan bien de [su diabetes]”, dice el Dr. Schiller a Health.com.

Otro trastorno endocrino común que causa diarrea es una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). “La glándula tiroidea, situada en la parte delantera de tu cuello, ayuda a controlar el metabolismo”, explica la Dra. Drake a Health.com. “[Una tiroides hiperactiva] puede causar pérdida de peso, temblores y palpitaciones. También estimula el tracto gastrointestinal para que se mueva demasiado rápido”. Otro trastorno endocrino que causa diarrea es la enfermedad de Addison, que es cuando el cuerpo no produce suficiente cortisol u otras hormonas de la glándula suprarrenal.

Afortunadamente, la Dra. Drake señala que muchos de estos trastornos tienen tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas, incluida la diarrea.

12. Cirugía Abdominal

A veces las personas pueden desarrollar diarrea después de someterse a una cirugía abdominal en el apéndice, la vesícula biliar, el intestino grueso, el hígado, el páncreas, el intestino delgado, el bazo o el estómago, señala el NIDDK.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X