Aprende a distinguir entre intoxicación por alimentos o gastroenteritis 

A todos nos ha pasado: correr al baño luego de una cuestionable cena que nos deja abrazando el inodoro durante 24 horas de miseria. Sin embargo, este vergonzoso desastre suele dejarnos pensando si nos hemos intoxicado o tenemos gastroenteritis.

Es difícil saber qué tenemos, ya que los síntomas muchas veces  suelen ser similares, pero hay varias diferencias sutiles que pueden ayudarte a descifrar si sufres de intoxicación o gastroenteritis.

Los síntomas reveladores de la intoxicación por alimentos

Difícilmente podrás ignorar los síntomas de la intoxicación por alimentos. Primero, suelen dejarte con debilidad por varios días, mareos, náuseas, vómito, e incluso sangrado, diarrea explosiva para eliminar la mala comida (p.ej Salmonella) de tu sistema. No obstante, los síntomas de la intoxicación por alimentos suelen confundirse con los de la gastroenteritis o gripe estomacal  aunque haya una gran diferencia entre cómo cada enfermedad afecta a tu cuerpo.

Con la gastroenteritis, un virus ataca tus intestinos (p.ej norovirus o rotavirus). Además, contraes ese virus estomacal cuando entras en contacto con alguien infectado (tal vez tocaste el mismo objeto o compartiste comida). Un virus por gastroenteritis también puede ser transmitido a través de comida o agua contaminada. Por otra parte, la intoxicación por comida se transmite a través de alimentos contaminados, que contienen organismos infecciosos como virus, parásitos o bacterias (p.ej E.coli).

Los síntomas reveladores de la gastroenteritis

Los síntomas de la gastroenteritis suelen parecerse a los de la intoxicación por comida, con fatiga, dolor y molestia muscular, escalofríos, calambres estomacales, vómito, diarrea y fiebre alta. Sin embargo, la gastroenteritis es causada mayormente por un virus que entra en el tracto digestivo, y no tanto por el consumo de comida o agua en mal estado.

La principal diferencia entre la gastroenteritis y la intoxicación es cómo se presentan los síntomas. Por ejemplo, los síntomas de la gastroenteritis comienzan unos días después de la exposición al virus, y típicamente duran de 2 a 10 días. No obstante los síntomas de la intoxicación por comida aparecen a las horas de consumir alimentos en mal estado, con vómitos y náuseas que duran de 1 a 10 días, hasta que el cuerpo se deshace de las bacterias alimentarias por completo de tu sistema.

El inicio de la intoxicación por alimentos

El inicio de la intoxicación por alimentos es rápido. Solo se tarda de 4 a 6 horas después de ingerir la comida contaminada en empezar a sentirse mal y experimentar los violentos síntomas de bacterias como la E.coli. Aunque la gastroenteritis puede tener síntomas similares como las náuseas y el vómito, fiebre, fatiga, falta de apetito y diarrea, otros síntomas como los dolores de cabeza y musculares son comunes a la gastroenteritis y no a la intoxicación por comida.

Si bien no se asocia con dolores de cabeza y musculares, la intoxicación por comida normalmente se presenta con dolor abdominal, el cual puede ser severo, sumado a los síntomas más comunes, como náuseas, vómito, fiebre y fatiga.

Es vital permanecer hidratado con bebidas como agua o té de hierbas mientras luchas con la intoxicación. La deshidratación es peligrosa y debilita tu sistema inmune, afectando la habilidad de este para combatir virus y bacterias.

El inicio de la gastroenteritis

La gastroenteritis normalmente es una infección viral en el sistema digestivo, la cual tarda un poco más de tiempo en dar problemas. Notarás síntomas como cólicos, náuseas y vómito, aproximadamente unas 12 horas después de que tus intestinos hayan sido invadidos por la enfermedad. Aunque hay mucha superposición de síntomas conla intoxicación alimentaria, el malestar general que se produce con la gripe estomacal es diferente. Los síntomas de dolor de cabeza y dolores musculares son sintomáticos de la gripe, y no tanto de la intoxicación alimentaria.

Aunque es vital reponer los líquidos perdidos tanto por la gripe estomacal como por la intoxicación por comida, la recuperación de la gastroenteritis requiere mucho descanso y evitar los alimentos ricos y grasos en favor de los alimentos blandos (p. ej. puré de manzana, plátanos, tostadas, arroz y papas), que son suaves para el tracto intestinal que se está  recuperando. La intoxicación por comida puede requerir antibióticos para eliminar las bacterias de tu sistema.

Duración de la intoxicación alimentaria

La intoxicación por comida suele durar entre 6 (para casos leves) y 24 horas (para casos más graves de E. coli). Los síntomas persistirán hasta que sean expulsados todos los alimentos extraños o contaminados de tu cuerpo. Puedes sufrir el riesgo de deshidratarte con la intoxicación por comida, por lo que es vital reponer los líquidos perdidos para mantener fuerte tu sistema inmunológico.

Para evitar futuros episodios de intoxicación por comida, puedes ser proactivo con las medidas sanitarias. Por ejemplo, cocina todos los alimentos por completo para evitar cualquier rastro de bacterias persistentes y limpia y desinfecta las superficies de cocción, las superficies de corte y todos los utensilios utilizados en la preparación de alimentos (es decir, no uses los mismos utensilios para manipular alimentos crudos y alimentos cocidos). Además, guarda todos los alimentos después de comer para evitar el crecimiento de bacterias y siempre mantén tus manos limpias, lavándolas con frecuencia cuando manipules productos.

Duración de la gastroenteritis

La gastroenteritis o gripe estomacal tiende a durar mucho más, lo que es una característica fundamental que la diferencia de la intoxicación por comida. Por lo general, la gastroenteritis te dejará enfermo con síntomas durante 1 a 5 días en total. Como se trata de una invasión de los intestinos, la gripe puede aparecer de 1 a 2 días después de la exposición al virus, que permanece durante unos días. Sin embargo, a veces la gripe estomacal puede durar hasta 10 días.

Para determinar si tienes gastroenteritis, un médico normalmente te preguntará acerca de tus síntomas. Si no está seguro, también puede solicitar una muestra de heces para detectar bacterias o parásitos (intoxicación por comida) y preguntar qué has ingerido recientemente. La gastroenteritis y la intoxicación por comida se tratan de manera diferente. Si bien ambas requieren reemplazo de líquidos para prevenir la deshidratación, generalmente no se administran antibióticos para la gastroenteritis. Tu médico también insistirá en que descanses y evites el contacto con otras personas mientras estés enfermo y contagioso.

Vómitos intensos

Los vómitos intensos suenan bastante mal, y definitivamente lo son. Sin embargo, es una señal que puede ser de gran ayuda a la hora de determinar qué es exactamente lo que se está sufriendo. Según la revista SELF, los expertos afirman que es más probable que el norovirus cause vómitos intensos y cólicos estomacales que una intoxicación alimentaria. ¿Qué es el norovirus? Es la enfermedad transmitida por alimentos más común en Estados Unidos, y generalmente se contrae en “productos crudos, listos para comer, mariscos y agua contaminada”, escribe SELF.

“Se desconoce el mecanismo preciso detrás de los [vómitos intensos] y los cólicos estomacales inducidos por norovirus, pero es probable que sea una interacción entre el virus y el sistema inmunológico”, dice a SELF Amesh A. Adalja, MD, médico de enfermedades infecciosas e investigador asociadodel Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Causas de la gastroenteritis

Puedes pensar que es bastante sencillo: uno proviene de los alimentos y el otro de un virus. Pero en realidad, estas dos afecciones no solo son similares en sus síntomas, sino también en sus causas. Tanto la intoxicación por comida como la gastroenteritis pueden ser causadas por la exposición a una bacteria o un virus. La gran diferencia entre las dos radica en cómo nos exponemos a esas causas. Según Healthline, los virus más comunes detrás dela gastroenteritis o gripe estomacal son el norovirus, el rotavirus y el adenovirus. “El norovirus por sí solo causa 21 millones de casos de gripe estomacal en los Estados Unidos cada año. Otros virus como el astrovirus también pueden causar esta condición”, escribe la fuente.

La época más común del año para contraer la gastroenteritis es entre noviembre y abril. Estos virus son altamente contagiosos, por lo que es importante lavarse las manos con regularidad durante los meses de invierno, especialmente después de visitar áreas públicas de alto tráfico como estaciones de metro, gimnasios, supermercados y hospitales. “La forma más común de contraer el virus es a través del contacto directo con alguien que está enfermo. También se puede contraer el virus por contacto con heces o vómitos infectados”, dice Healthline.

Causas de la intoxicación por alimentos

En relación con lo que acabamos de hablar, la exposición a la intoxicación por comida es a través del consumo de alimentos, pero conviene señalar que  hay también diferentes tipos de intoxicación por comida, algunas de ellas propias de ciertos productos. “La intoxicación por comida ocurre cuando se ingiere un patógeno transmitido por los alimentos, y la gastroenteritis ocurre como resultado de cualquier tipo de exposición, generalmente de persona a persona, como la exposición a personas infectadas, fluidos corporales, ropa, superficies, así como alimentos ”, dice Ketan Shah, MD, gastroenterólogo del Saddleback Memorial Medical Center en Laguna Hills, CA, a Women´s Health. Los patógenos más comunes en la intoxicación por comida son Salmonella, Campylobacter, Clostridium perfringens, E. coli y Staphylococcus aureus. Los patógenos más comunes en la gastroenteritis son virus, especialmente norovirus.

La mejor manera de determinar si se trata de una intoxicación por comida o una gripe estomacal es volver sobre tus pasos y considerar si entraste en contacto con alguien que estaba enfermo, o si has tocado una superficie con gérmenes, como un poste del transporte público o la manija de una puerta de alto tráfico, y luego no te has lavado las manos. Si es así, podría ser un virus estomacal. Si no es así, haz memoria de lo que has ingerido en las últimas 24 horas… ¿algo sospechoso?

Los tratamientos más eficaces para la intoxicación alimentaria

Con la intoxicación por comida, el objetivo debe ser beber muchos líquidos para ayudar a eliminar de tu sistema y expulsar las toxinas alimentarias contaminadas. Por esta razón, desafortunadamente, el vómito y la diarrea son un plus para ayudarte a expulsar las toxinas. Una vez que se completa el período de eliminación, después de 24 a 48 horas, comienza una dieta BRAT (plátanos, arroz, puré de manzana y tostadas), que puede ayudarte a sanar.

Lo más importante con la intoxicación por comida es mantener altos los niveles de líquidos para prevenir la deshidratación, la cual debilita la inmunidad del cuerpo así como la capacidad de este para combatir las bacterias. Sin embargo, si los síntomas de intoxicación son realmente graves, tu médico puede recetarte antibióticos para ayudar a eliminar las bacterias que están causando la enfermedad en tu cuerpo.

Los tratamientos más eficaces para la gastroenteritis

Para la gastroenteritis, en lugar de expulsar líquidos del cuerpo, el objetivo debe ser detener los vómitos y la diarrea y la deshidratación con bebidas ricas en electrolitos, como Pedialyte y Gatorade, agua o té de jengibre con una pizca de sal. También puedes suprimir el vómito y la diarrea con medicamentos de venta libre, como la loperamida (Imodium).

Tu médico no te recetará antibióticos para la gastroenteritis. A diferencia de la intoxicación por comida, la gripe estomacal es causada con mayor frecuencia por un virus, lo que hace que los antibióticos sean inútiles. Tu médico te recomendará mucho descanso y líquidos, y cuando sientas que tu apetito vuelve, puedes comenzar progresivamente a comer alimentos blandos (es decir, plátanos, tostadas, arroz y papas) mientras evitas los alimentos ricos y grasos, los productos lácteos y la cafeína, comidas picantes y azucaradas.

Cuándo acudir a la consulta médica por intoxicación por alimentos

Afortunadamente, la mayoría de los casos de intoxicación por alimentos no requieren de un médico. Sin embargo, si continúas vomitando después de 48 horas y ves sangre en las heces blandas, debes acudir a la sala de emergencias de inmediato. Es posible que tengas una infección intestinal o un tipo de intoxicación por comida mucho más seria. Tu médico puede determinar cuál haciéndote una serie de preguntas sobre tus síntomas, incluyendo lo que comiste últimamente. Además, puede tomar una muestra de sangre o de heces si es necesario.

Recuerda, la intoxicación alimentaria es causada por comer alimentos contaminados que contienen organismos infecciosos, como parásitos o bacterias (p. ej. E. coli), mientras que la gastroenteritis es causada por un virus que ataca los intestinos. La gastroenteritis no se beneficiará de la ingesta de antibióticos, mientras que un ataque de intoxicación por comida sí se puede eliminar con la ayuda de antibióticos, de ser necesario.

Cuándo acudir a la sala de urgencias por la gastroenteritis

Puedes deshidratarte peligrosamente si el vómito y la diarrea persisten con la gastroenteritis durante más de tres días. Si todavía tienes vómito y fiebre alta (más de 38 grados centígrados) o ​​tienes convulsiones, necesitas atención de emergencia de inmediato. La mayor preocupación con la gastroenteritis es la deshidratación.

Si eres una persona relativamente fuerte y saludable, es posible que no sientas los efectos de la deshidratación tanto como un niño pequeño, una mujer embarazada, una persona mayor o una persona que sufre de un sistema inmunológico comprometido. Sin embargo, en todos los casos, debes asegurarte de tener una ingesta adecuada de líquidos. Si sufres de deshidratación, te sentirás sediento, mareado y fatigado, y puedes sufrir sequedad de boca y dolores de cabeza. Si la deshidratación se vuelve severa, necesitará atención hospitalaria de emergencia y un goteo de líquido por vía intravenosa.

Complicaciones de ambos

Siempre hay complicaciones que pueden surgir cuando se trata de condiciones como estas que causan vómitos, diarrea y malestar estomacal. La complicación más común asociada con la gastroenteritis y la intoxicación por comida es la deshidratación. Asegúrate de beber mucha agua y mantenerte hidratado. Si es difícil retener el agua, SELF recomienda tomar Pedialyte, una solución que ayudará a reponer los nutrientes y electrolitos que se han perdido debido al vómito y la diarrea. Si sufres de cualquiera de estos síntomas, no te preocupes, generalmente pasan sin problemas mayores.Permanece atento a cualquiera de las siguientes señales, que podrían indicar que estás sufriendo de deshidratación: “sequedad en la boca o garganta, orina oscura, disminución de la producción de orina, mareos, sed excesiva, presión arterial baja, pañales secos y falta de lágrimas en los bebés”, escribe Healthline.

Consulta a tu médico si experimentas síntomas graves, ya que un facultativo puede ayudar a determinar qué está mal. A partir de ahí, se te recetarán antibióticos, medicamentos contra las náuseas o se te conectará una vía intravenosa para ayudar a reponer los líquidos, dice SELF.

Cómo prevenir la gastroenteritis

Aunque a menudo se hace referencia a un virus estomacal como una “gripe” del estómago, la gastroenteritis no se puede prevenir con una vacuna anual contra la gripe. Esto se debe a que esta patología la causa un tipo diferente de virus. Además, Healthline señala que los antibióticos no pueden tratar el virus estomacal porque “es un virus, y los antibióticos [solo] tratan las bacterias”.

Básicamente, lo único que puede hacer una persona es intentar evitar que le suceda. La mejor manera de prevenir la gastroenteritis es lavarse las manos con regularidad durante la temporada de gripe, sobre todo después de visitar lugares públicos. Además, ¡debes mantenerte alejado de las personas enfermas! Si eres tú el que está enfermo, asegúrate de quedarte en casa y lejos de los demás durante al menos tres días, hasta que comiences a sentirte mejor.

Cómo prevenir la intoxicación por comida

Cuando comes en un restaurante, es difícil controlar si vas a sufrir una intoxicación por comida o no. Sé inteligente con los lugares que elijas para comer y quéjate si sospechas que la comida no está siendo preparada correctamente o no está bien cocinada. ¡Más vale prevenir que lamentar! A la hora de comer en casa, hay varias medidas que puedes tomar.

Antes que nada, mantén limpias todas las superficies de preparación de alimentos. Siempre debes lavarte las manos antes de manipular alimentos y lavar todos los utensilios después de su uso. Almacena los alimentos correctamente y asegúrate de que productos como la carne de res, cerdo, pollo y pavo, así como todos los mariscos, se cocinen a la temperatura adecuada, explica Healthline. Si no estás seguro de algo, haz una prueba rápida de deterioro. Comprueba el olor, la textura y el color de la comida. Si parece que está estropeado o caducado, tíralo. Para obtener más información, lee este artículo sobre alimentos que nunca debes comer después de su fecha de vencimiento.

Técnicamente, podrías tener ambas

Como si no fuera lo suficientemente complicado diferenciar entre las dos enfermedades, la revista SELF señala que es posible que alguien pueda tener gastroenteritis o gripe estomacal y una intoxicación por comida al mismo tiempo. Aunque es extremadamente raro. Técnicamente, una persona podría contraer gastroenteritis viral después de comer una comida contaminada con norovirus. “¿Es una intoxicación por comida o una gripe estomacal? Realmente no hay una línea clara que puedas trazar”, dice el Dr. Adalja a la revista SELF.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X