Sudoración ESP

10 Causas Médicas Comunes de los Sudores Nocturnos

Los sudores nocturnos son una ocurrencia muy común. Sudar durante las horas de sueño alude a cualquier tipo de exceso de sudoración que hace que se despierte húmedo y cubierto de sudor. Sin embargo, en muchos casos los sudores nocturnos no son atribuidos a usar demasiadas mantas ni a la cálida temperatura en su dormitorio.

Aquí están diez causas médicas comunes de los sudores nocturnos…

1. Menopausia

Si es una mujer y está en una edad madura, la sudoración nocturna puede ser atribuida a la menopausia o pre menopausia. Los sudores nocturnos son comunes durante la transición menopáusica ya que cambian los niveles hormonales. Sin embargo, los hombres, las mujeres jóvenes y los niños también pueden experimentar sudores en la noche debido al desequilibrio hormonal si sufren de feocromocitoma, un trastorno de la glándula suprarrenal.

2. Ciertos Medicamentos

La sudoración nocturna es a menudo un efecto secundario de medicamentos recetados. Por ejemplo, medicamentos para tratar la depresión, como los antidepresivos tricíclicos que son inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) y a menudo causan sudores nocturnos. Usted y su médico pueden necesitar experimentar con algunas drogas diferentes para encontrar la adecuada.

3. Tuberculosis

En siglos pasados, la tuberculosis era la causa más común de sudores nocturnos. Esta enfermedad altamente contagiosa y potencialmente fatal comúnmente infecta los pulmones y causa sudoraciones nocturnas severas.

4. Abscesos

Las infecciones bacterianas, tales como abscesos graves — incluyendo fiebres por diverticulitis, forúnculos, amígdalas y apéndice — son todas las fuentes comunes de sudoración nocturna debido a que el cuerpo trata de luchar contra la fuente de infección.

5. SIDA

Las personas infectadas con el virus del SIDA (o VIH) experimentarán una sudoración nocturna tan grave y profusa que la ropa de cama, sábanas y mantas estarán completamente saturadas e impregnadas al despertar.

6. Medicamentos para la Migraña de Bajo Grado

Algo tan sencillo como aspirinas o acetaminofén, tomado para tratar un dolor de cabeza severo o una fiebre baja, a menudo resultará en sudoración nocturna, así como un rubor o enrojecimiento de la piel en el cuello y la cara.

7. Cáncer

La transpiración nocturna también es una señal de advertencia temprana de ciertos tipos de cáncer, el más común es el linfoma, una forma de cáncer que ataca las células del sistema linfático. La perfusión de la sudoración nocturna suele ir acompañada de fiebre y pérdida de peso severa y drástica.

8. Problemas Neurológicos

Las afecciones neurológicas comunes — como accidente cerebrovascular, la neuropatía autonómica y la enfermedad de Parkinson — pueden hacer que los pacientes sean propensos a sudores nocturnos. Los nervios dañados causados por muchas de estas condiciones darán lugar a señales defectuosas enviadas a las glándulas sudoríparas, provocando su exceso de trabajo y causando perfusión de la sudoración nocturna.

9. Hiperhidrosis Crónica

La hiperhidrosis idiopática, o sudoración excesiva, es en realidad una dolencia caracterizada por la producción de exceso de sudor del cuerpo. Esto se considera una condición crónica, aunque no se vincula ninguna causa médica concreta aparte de la genética o historia familiar.

10. Hipoglucemia

Quienes sufren de hipoglucemia, una afección que provoca bajos niveles de glucosa, pueden experimentar sudores nocturnos en la etapa de pre-diagnóstico y etapas posteriores. La mayoría de los medicamentos como la insulina prescritos para tratar esta enfermedad, pueden causar sudoración nocturna como efecto secundario.

Share This Article

X