Home » Spanish » Tratamiento & Prevención » Diez vacunas a tener en cuenta si viaja al extranjero

Diez vacunas a tener en cuenta si viaja al extranjero

Tratamiento & Prevención

La medicina orientada a los viajeros es un campo multidisciplinario que se enfoca en prevenir enfermedades contagiosas y en cuidar la salud de aquellos individuos que viajen al extranjero. Es responsabilidad de su médico de cabecera sugerirle distintas medidas de prevención a la hora de planear sus vacaciones lejos de casa; en especial, en una época en la que explorar destinos exóticos se ha convertido en una alternativa muy popular. Las vacunas de viajero se dividen en tres grandes grupos— los refuerzos de las vacunas inmunizadoras de la niñez, las vacunas obligatorias para ingresar o entrar a determinados países y las optativas, que varían según los posibles riesgos de cada país.

A continuación, le presentamos diez vacunas que todo turista debería considerar…

1. Hepatitis A

La hepatitis es una enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. La de tipo A es una infección aguda provocada por el virus de la hepatitis A (HAV). Esta se transmite al consumir agua o alimentos contaminados o al estar en contacto con otra persona infectada. La buena noticia es que prácticamente todos los pacientes logran recuperarse por completo de la afección. Las medidas más efectivas a la hora de combatir la afección son la optimización de la higiene y la aplicación de las vacunas correspondientes.

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (IDSA, por sus siglas en inglés) sugiere que los siguientes grupos reciban la vacuna — personas que viajen a países en desarrollo, niños de más de un año de edad, pacientes con trastornos de coagulación o enfermedades hepáticas crónicas y cualquier individuo que tenga la intención de involucrarse en conductas sexuales que puedan poner en riesgo su salud. La vacuna contra la hepatitis A se administra en dos dosis, cada seis o doce meses. En lo posible, la primera dosis deber aplicarse cuatro semanas antes de la fecha de viaje. La vacuna eleva la producción de anticuerpos en más del 94% de los pacientes al cabo de cuatro semanas de haber sido aplicada. Entre sus efectos secundarios más comunes se incluyen el ardor en la zona inyectada y los dolores de cabeza.

Next »
ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat