Home » Spanish » Signos & Síntomas » Diez síntomas del síndrome de Cushing

Diez síntomas del síndrome de Cushing

Signos & Síntomas

El síndrome de Cushing es una grave enfermedad provocada por la exposición excesiva del organismo a altos niveles de cortisol. Puede ocurrir de manera natural a partir de otros problemas de salud subyacentes que incrementan la producción de dicha hormona aunque, por lo general, surge por el uso de medicamentos corticoesteroides. El cortisol es la hormona que se libera como respuesta al estrés y es capaz de afectar y de descontrolar todos aquellos procesos asociados con el metabolismo y con el sistema inmunológico. Muchas personas que padecen este síndrome terminan desarrollando la afección. La enfermedad de Cushing ocurre cuando existen tumores en la glándula pituitaria o ésta aumenta su tamaño y segrega hormonas corticoesteroides (ACTH) en grandes cantidades.

Debido a que el síndrome de Cushing es el resultado de un desequilibrio importante en el organismo, es importante estar atento a los siguientes diez síntomas…

1. Aumento de peso

El aumento abrupto de peso y la obesidad son dos de los síntomas más comunes del síndrome de Cushing y la causa es muy fácil de localizar. El tronco del cuerpo — o más conocido como torso — es donde se localiza dicho incremento de peso y termina excluyendo piernas y brazos. Como esta afección se focaliza en la parte abdominal, las extremidades se mantienen delgadas o hasta llegan a reducirse. Junto con lo anterior, el paciente afectado suele experimentar importantes cambios en la piel que hasta pueden ser motivo de preocupación.

El exceso de cortisol hace que la grasa se distribuya en las zonas del pecho y del estómago, al igual que en el rostro y en la parte trasera. Al haber demasiado cortisol, el organismo no dispone de suficientes carbohidratos para que dicha hormona funcione correctamente al reemplazar la grasa para transformarla en energía. Básicamente, lo que sucede es que el tejido adiposo se acumula.

Next »
ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat