Home » Spanish » Salud Sexual » Diez controles de ETS que toda futura mamá debería realizarse

Diez controles de ETS que toda futura mamá debería realizarse

Salud Sexual

Lamento decirle que estar embarazada no la vuelve inmune a las enfermedades de transmisión sexual (ETS). De hecho, muchas mujeres no presentan síntomas y ni siquiera son conscientes de que padecen alguna infección. Es importante que las futuras mamás se hagan algunos análisis de rutina, ya que ciertas infecciones pueden tener consecuencias severas tanto en ellas mismas como en sus bebés. La buena noticia es que muchas ETS que se contraen durante el embarazo son tratables. Así que si está en la dulce espera, le sugiero que esté atenta a las siguientes diez afecciones…

1. Clamidia

La clamidia es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes de los Estados Unidos. La bacteria Chlamydia trachomatis es la principal culpable del desarrollo de la infección. Puede que las pacientes experimenten flujos vaginales anormales, sangrado después de tener relaciones o quemazón al orinar. Sin embargo, algunas no sienten absolutamente nada. Si se deja sin tratar, la clamidia puede generar complicaciones de salud tales como la enfermedad inflamatoria pélvica, embarazos ectópicos (cuando el embarazo se produce fuera del útero) o infertilidad.

Todas las mujeres embarazadas deberían hacerse una prueba de amplificación de ácido nucleico. Esta se lleva a cabo por medio de una muestra de orina. La clamidia puede tratarse con antibióticos administrados por vía oral. Si las futuras madres dejan sin tratar la afección, pueden experimentar complicaciones tales como abortar, dar a luz bebés con bajo peso (menos de 2,5 kg.) y tener partos prematuros. Un recién nacido puede contraer la enfermedad al pasar por el canal de parto y esto puede provocarle neumonía e infecciones oculares severas que pueden derivar en ceguera.

Pregnancy

Next »
ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat