Home » Spanish » Fitness & Nutrición » Once aciertos y errores al promover la buena salud en el ámbito de trabajo

Once aciertos y errores al promover la buena salud en el ámbito de trabajo

Fitness & Nutrición

Son cada vez más las empresas y corporaciones que se suman a la ola saludable al ofrecer a sus empleados pases de gimnasio, actividad física durante los descansos, almuerzos más nutritivos y más oportunidades de aprendizaje. Por desgracia, muchos programas fracasan a la hora de despertar el entusiasmo, el interés y la participación y, en muchos casos, las propuestas quedan a la deriva. Si bien los sermones son útiles para algunos, otros preferirían picarse el ojo con un lápiz antes que asistir a una clase de yoga.

Entonces, ¿cómo puede contagiar sus hábitos saludables sin espantar al resto de sus compañeros de oficina?

1. No sea una defensora acérrima de la salud

Existen dos tipos de personas en el mundo. El primer tipo (“tipo A”) se despierta al amanecer para encontrarse con otros “tipos A” para hacer ejercicio hasta que el resto de los mortales apague la alarma del despertador. Por otro lado, estamos “el resto de nosotros” que antes de hacer eso preferiríamos someternos a una tortura. Acéptelo, quienes promueven la buena salud se transforman en una especie de porristas entusiastas que, si bien son de gran ayuda para animar una clase de aeróbica, terminan por espantar al público menos interesado.

La clave para promover el bienestar en el área de trabajo es reconocer que no todos comparten nuestra pasión por el fitness, los vegetales y las calzas de yoga. Muchas personas preferirían ir a cenar con sus amigos al bar de su vecindario antes que usar ropa deportiva y comer bastoncitos de zanahoria. ¿Cómo podemos lograr que los programas de salud sean más atractivos para todos? El primer paso es conocer bien a nuestros compañeros de equipo (y descubrir qué les interesa y qué los motiva) y luego aprender a respetar las diferencias de cada individuo.

Walking

Next »
ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat